Boletin xavier 166

Click here to load reader

  • date post

    28-Jul-2016
  • Category

    Documents

  • view

    215
  • download

    0

Embed Size (px)

description

 

Transcript of Boletin xavier 166

  • AO 7 No. 166 * EDICIN QUINCENAL * 10 DE ABRIL DE 2016 * APORTACIN VOLUNTARIA

    Dios ama y perdonaporque su misericordia

    es muy grandePapa Francisco

    des

    MISE

    RICO

    RD

    IOSO

    S C

    OM

    O E

    L PA

    DRE

    Dnos sacerdotessegn tu corazn

  • 2 XAVIER

    n

    La voz del Prroco

    Responsable: Pbro. Maurilio Martnez Tamayo.Colaboradores: Pbro. Luis Lauro Esparza, Dr. Baltazar Castro, J. Luis Aguirre Anguiano, Ma. de la Luz Camacho, Lupita Corona, Rosy Torres, Laura de Obeso y Carlos A. Seplveda Valle / Diseo: Martha Amparo Horta Urza. / Fotografa: Anglica Mrquez G. / Impresin: Juan Manuel Reyes Brambila. / Tiraje: 3000 ejem-plares.

    DIRECTORIO

    1.- VIVAMOS LA PASCUA!Los 50 das de las Pascua han de ser vividos intensamente.Tienen sus tareas especficas que nos ayudarn a vivir nuestra vida

    cristiana.Entre otras, estas tres ms signi-

    ficativas:

    - Confirmarnos en la fe en Cristo resucitado

    - Nuestro crecimiento hasta la estatura de Cristo.- Ser conscientes y dciles a la nueva presencia y accin del Espritu Santo.Quisiera insistir un poco ms en la segunda.En efecto, todo el tiempo estamos llamados a ser mejores, a buscar nuestra perfeccin, a alcanzar la santidad.

    Pero hay momentos en que la propuesta cristiana se hace especfica: la pascua es para madurar, para crecer hasta la estatura de Cristo.En este tiempo se acrecienta en nmero de los bautizados, se recibe la primera comunin y sobre todo el sacramento de la madurez cristiana que es la Confirmacin.

    Se trata, pues, de un crecimiento cuantitativo y cualitativo: mayor nmero de cristianos, mejores discpulos de Cristo.Es un tiempo fuerte que nos llama al seguimiento del Resuci-tado, con la conviccin de que Quien ha vencido a la muerte es nuestro gua.Es momento de identificarnos con el Seor y tener con Jess un mismo pensar y un mismo sentir, como nos aconseja San Pablo.Seguir a Jess es identificarnos con su estilo de vida y valores; con su proyecto y su manera de ser.Hemos de buscar madurar, crecer, como discpulos de Cristo. El mundo requiere de cristianos adultos, maduros, testimonios de Evangelio.La sociedad se vera enriquecida con la presencia significativa de comunidades parroquiales maduras en la fe, que sean mo-delos de vida, de compromiso sacrificado por el bien comn.

    El mundo requiere de un cristianismo adulto que llegue a ser luz del mundo y sal de la tierra.

    2.- DOMINGO DE LAS VOCACIONESHemos sido llamados a la vida, a conocer a Dios y a vivir en un estilo de vida determinado.Toda la existencia es un regalo de Dios, un don inmerecido; la recibimos sin haber intervenido. Por ello, toda la existencia es una VOCACIN, esto es, un llamado de Dios.Cuando agradecemos la vida, el da en que cumplimos aos, lo hacemos con la conciencia de que sta depende de una voluntad superior. Porque fuimos elegidos y predestinados desde antes de la creacin del mundo (Pablo, Efesios, 1). En consecuencia, hemos de vivir eternamente agradecidos con Dios por este inmerecido llamado.La vida se convierte en una gran responsabilidad, de la que hemos de dar cuenta a nosotros mismos, a los dems (familia, amigos, patria) y sobre todo a Dios.

    Tomar conciencia de esta responsabilidad siempre nos har bien.De manera particular, el domingo del Buen Pastor (3. de pascua), en que hacemos oracin por las vocaciones, esto es, por este llamado al que habremos de responder.Si bien la propia vida es motivo de oracin agradecida, de manera especial lo hacemos por el llamado (vocacin) a la vida consagrada, sin olvidar el llamado al matrimonio.Esta 53 Jornada de Oracin por las vocaciones nos permite acompaar a los nios y jvenes que habrn de descubrir la misin que Dios les confa. Por ello, cada familia debera de hacer una oracin especial por cada uno de los hijos y su futuro.

    LA ORACIN FAMILIARCreo que puede ser de utilidad, una gua de esta oracin familiar por las vocaciones. Por ello, propongo:

    a) DIALOGAR en familia sobre el futuro que se quiere cons-truir, dando prioridad a que los nios, adolescentes o jvenes compartan que les gustara llegar a ser.b) DAR UN ESTMULO para que se vayan dando pasos en bsqueda de su misin en la vida. Si alguno est desubicado (ser cantante sin cualidades, deportista sin condicin fsica), con paciencia ofrecer alternativas.

    c) COMPARTIR, si se cree conveniente, cmo eligieron los paps su profesin o su matrimonio.

    d) RECORDAR, si queda tiempo, alguna persona que admiran, por la misin que realiz en su vida.e) HACER UNA ORACIN espontnea por cada uno de los miembros de la familia, de acuerdo a lo que anhelan lograr en su vida. Unidos de las manos, rezar el Padre Nuestro y encomendarse a la Virgen. (Se puede buscar alguna oracin por las voca-ciones. Ver Pg. 15).

  • 3XAVIER

    Jos Luis Aguirre [email protected]

    PSICOLOGA COLECTIVA (I)

    Uno de los libros de mayor xito a principios del S. XXI fue El choque de las civilizaciones y la remodelacin de un nuevo orden mundial (Samuel Hunt-ington). Su gran difusin se oper a raz de la destruccin de las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001.

    Huntington, en medio de una serie de disparates intelectuales, contiene al menos dos afirmaciones importantes que consisten en pronosticar que los conflictos blicos en el futuro no se darn entre naciones pertenecientes a una misma civilizacin, sino entre distintas civilizaciones y tambin que entre los elementos que conforman una civilizacin, el ms importante de todos ellos es la religin. Ya en el S. XVIII, Hegel (1770-1831) y Savigny (1799-1861), sostenan la existencia de una alma nacional (volkgeist), un espritu intelectual ocul-to, como el animismo de los pueblos primitivos que crean en una realidad espiritual del sol o de los rboles, es decir una especie de pantesmo, en cuya cspide se encontraban el lute-ranismo y el Estado Prusiano. Si bien en la actualidad ideas como el Volkgeist nos parecen ridculas, lo que la sociologa busca es la existencia de una psicologa colectiva comparada.Salvador de Madariaga, en su libro so-bre la psicologa de ingleses, franceses y espaoles, encuentra como clave de sus emociones los siguientes valores:

    Para el ingls, el fair play; concepto deportivo que rige la adaptacin del jugador al equipo, que rige las rela-ciones de stos con sus compaeros y adversarios, con extrema lealtad. Para el francs, el droit, derecho que norma las relaciones de la perso-

    na y sociedad para lograr su perfecto equilibrio. Para el espaol, el honor, de ms difcil definicin, pero que lcidamente expresa el Alcalde de Zalamea, a quien Caldern de la Barca le hace decir: Al rey la hacienda y la vida/ se han de dar; pero el honor /es pa-trimonio del alma/ y el alma slo es de Dios. En la globalizacin en la cual vivimos, se crea que se borrara la psicologa de las naciones en virtud de una ho-mogenizacin de las actuales formas de vida, que las redes sociales han introducido universalmente. Sorpresivamente nos topamos con la realidad de que, a nivel mundial, han renacido con vigor inusitado las motivaciones psicolgicas en las rea-lidades nacionales, que se crean en vas de extincin.El ejemplo ms claro del fenmeno social antecedente es el Yihadismo, del cual no nos ocuparemos ahora, sino de otro que ha dejado perpleja a la comunidad internacional; el enorme arrastre masivo del candidato republi-cano a la presidencia de Estados Uni-dos de Norteamrica: Donald Trump, quien podra ser electo presidente de nuestra vecina nacin en el prximo noviembre. De Donald Trump no se requiere gran comentario sobre su extravagante y siniestra personalidad, su ideologa basada en el insulto soez a los ne-gros, mujeres, musulmanes, rivales de candidatura y sobre todo a los que l llama hispanos, de entre los cuales los emigrantes mexicanos ocupan su insultante preferencia.

    Lo asombroso no consiste en su des-

    carada insolencia, sino que las en-cuestas demuestran que hay multitud de norteamericanos que lo siguen, y consecuentemente piensan como l.Cmo explicarnos el xito de Trump? Para responder tal pregunta tendremos que mirar un choque de civilizacio-nes que se est dando y que habr que hacer un anlisis de psicologa colectiva nacional, que sorprendente-mente se encuentra en una especie de inconsciente colectivo y que en este caso concreto tiene carcter religio-so. Su nombre propio es El destino manifiesto.

    El destino manifiesto es un concepto acuado por John OSullivan en 1845, que pretende expandir y poseer la totalidad del continente, el cual nos ha sido dado por la Providencia.Las ideas del destino manifiesto tie-nen su origen en la fundacin de los Estados Unidos por emigrantes de pensamiento calvinista. Recordemos la tesis del reformador francs Juan Calvino (1509-1594), fundador del Puritanismo y las Iglesias Congrega-cionistas y Presbiterianas, que de ah derivaron en el nuevo mundo.Su tesis consiste en la predestinacin por parte del Seor, quien cre a los elegidos para la salvacin eterna y xito social y a los dems destinados desde nacimiento a la perdicin eterna y a la ms degradante subordinacin. Afortunadamente en la nacin vecina se han dado tambin pensadores que viven una fe arraigadamente funda-mentada en valores catlicos, de los cuales ms tarde hablaremos.Claro ejemplo de lo anterior es la ma-dre Santa Francisca Javier Caprini (1856-1917), aunque nacida en Italia, obtuvo la nacionalidad norteamericana y fue la fundadora de las Misioneras del Sagrado Corazn, dedicndose en cuerpo y alma al auxilio espiritual y social de los ms necesitados, por lo cual la Iglesia Catlica la ha canoni-zado y designado: Intercesora de los Emigrantes.

  • 4 XAVIER

    Baltazar Castro [email protected]

    JESS RESUCITADO: PROFETA DE LA ESPERANZA

    El tiempo de Pascua es, para los cristianos, un torbellino de esperanza que nos hace sentir confi