INVESTIGACION SOBRE CARAL

of 135 /135
“CARAL: A proximaciones al Orden Primigenio” Urbanismo mítico - astronómico en la Organización Espacial del “Complejo Arqueológico de Cara - Supe” Tesis de Maestría en Arquitectura AUTOR: LUIS ALBERTO MARROQUÍN RIVERA LIMA - 2010

Embed Size (px)

description

INVESTIGACION SOBRE CARAL ARQUITECTO ALBERTO MARROQUIN

Transcript of INVESTIGACION SOBRE CARAL

  • 1

    CARAL: Aproximaciones al Orden Primigenio

    Urbanismo mtico - astronmico en la Organizacin Espacial del Complejo Arqueolgico de Cara - Supe Tesis de Maestra en Arquitectura

    AUTOR: LUIS ALBERTO MARROQUN RIVERA LIMA - 2010

  • 2

    ..Dedicado a mis Padres.

    Contacto: [email protected]

  • 3

    Agradecimientos

    A la Seccin de Posgrado y Segunda Especializacin de la Facultad de

    Arquitectura, Urbanismo y Artes de la Universidad Nacional de

    Ingeniera por otorgarme la beca para realizar los estudios de Maestra.

    Al Doctor Jos Canziani Amico por su asesora y direccin en el

    presente trabajo de investigacin

    A Emilia Paredes V. por la correccin y revisin del presente texto.

    A los arquitectos Willey Ludea U, Feruccio Marussi C. y

    especialmente al Arquitecto Vctor Pimentel Gurmendi por sus

    asesoras y apoyo con sus conocimientos directos sobre Caral.

  • 4

    RESUMEN

    La presente investigacin se enfoca en el estudio de las

    edificaciones prehispnicas ubicadas en el Complejo Arqueolgico de Caral, en el Valle de Supe, a ciento

    ochenta y dos kilmetros al norte de Lima.

    El redescubrimiento de este sitio destaca por su extensin,

    diversidad y por la particularidad de sus estructuras

    monumentales; la datacin de diversos textiles encontrados en

    las pirmides a travs de pruebas radiocarbnicas dan como

    resultado una antigedad prxima a los cinco mil aos

    (dataciones entre 3,000 y 2,600 aos antes de nuestra era),

    determinando as que conforman uno de los complejos

    arquitectnicos ms antiguos descubiertos en Amrica.

    Oficialmente el estudio de las edificaciones prehispnicas de

    Caral est a cargo del Proyecto Especial Arqueolgico

    Caral-Supe, (en adelante PEACS), unidad ejecutora del INC,

    que ha planteado un programa multidisciplinario de

    investigacin, exploracin, conservacin y puesta en valor que

    viene operando desde 1994 bajo la direccin de la arqueloga

    Ruth Shady Sols. Este trabajo es difundido permanentemente

    a travs de publicaciones, congresos, encuentros cientficos y

    en su portal en Internet (www.caralperu.gob.pe)

    El avance y consolidacin de la zona arqueolgica del Valle de

    Supe en est ltima dcada ha sido trascendente, sin embargo

    existen an innumerables materias por explorar en profundidad

    sobre Caral, por lo que la presente investigacin aborda desde

    el marco acadmico de la Escuela de Postgrado de la

    Facultad de Arquitectura , Urbanismo y Artes de la Universidad

    Nacional de Ingeniera el estudio urbanstico y anlisis del

    modelo de organizacin espacial para las edificaciones

    redescubiertas en el Complejo Arqueolgico de Caral- Supe.

  • 5

    Desde un enfoque cientfico se realiza una aproximacin al

    pensamiento mtico astronmico de la poca y su influencia

    como variable determinante en las decisiones para la

    organizacin de la arquitectura en Caral.

    El estudio establece correlaciones entre arquitectura y

    astronoma prehispnica a partir del entendimiento del

    concepto y observacin del tiempo de los antiguos pobladores

    mediante el anlisis de edificaciones ceremoniales y sus

    componentes arquitectnicos que tuvieron funciones

    colaterales de observacin de la bveda celeste, calendarios tectnicos que sirvieron como indicadores estacionales (inicio

    del invierno o ao nuevo andino) y ciclos lunares para la

    eficiente administracin de la produccin agrcola y la

    organizacin de faenas de extraccin de recursos marinos.

    Como parte integral del documento se promueve un enfoque

    metodolgico poco aplicado en nuestro pas para

    investigaciones de asentamientos arqueolgicos prehispnicos,

    a partir de un anlisis que relaciona arquitectura y simbolismo

    astronmico, mediante la exploracin y bsqueda de patrones

    urbanos y componentes arquitectnicos conectados con

    eventos celestes, para determinar si existi una conexin

    mtica del lugar asociada a la adoracin de las luminarias del

    cielo, consideradas en aquella poca manifestacin tangible de

    sus dioses tutelares.

  • 6

    NDICE

    1.00 PLANTEAMIENTO DEL ESTUDIO

    1.01 Ubicacin y descripcin geogrfica 7

    1.02 Estado de conservacin 10

    1.03 Antecedentes e investigaciones previas 11

    1.04 Formulacin del problema especfico 23

    1.05 Definicin de Objetivos. 37

    Objetivos Generales

    Objetivos Especficos

    1.06 Justificacin terica y metodologa 38

    1.07 Alcances y limitaciones... 38

    1.08 Metodologa de la Investigacin 39

    1.09 Hiptesis 43

    2.00 MARCO REFERENCIAL

    2.01 Marco terico 2.01.01 Cosmovisin del mundo prehispnico. 44

    2.01.02 Estudio de la astronoma del pasado. 58

    2.01.03 Nociones de astronoma cientfica.. 66

    2.01.04 El calendario y la observacin de

    los ciclos naturales.. 92

    3.00 DECODIFICANDO CARAL

    3.01 Componentes Urbano arquitectnicos. 99

    3.02 Arquitectura y pensamiento mtico.. 123

    3.03 Concepcin Espacio - tiempo 125

    4.00 CONCLUSIONES

    Conclusiones finales.... 127

    5.00 FUENTES DE INFORMACIN

    Referencias bibliogrficas. 133

  • 7

    1.00 PLANTEAMIENTO DEL ESTUDIO

    1.01 UBICACIN Y DESCRIPCION GEOGRAFICA

    El territorio peruano, posee una geografa accidentada:

    hacia el Oeste tiene una desrtica franja costera

    colindante con el Ocano Pacfico, que vara entre los

    21 y 180 km de anchura con ocasionales valles en las

    desembocaduras de los ros que nacen en los deshielos

    de una cordillera con escarpadas montaas que llegan a

    superar los 6,000 metros de altitud y separa

    longitudinalmente en dos el territorio del pas con la

    densa Selva amaznica hacia el Este.

    El Complejo Arqueolgico de Caral-Supe est

    localizado en la latitud: 1053Sur y en la longitud:

    7731Oeste del Meridiano de Greenwich, a una altitud

    de 350 msnm, y a una distancia de 32 km del litoral

    marino, abarcando una extensin de 66 Ha en el sector

    del Valle Medio de Supe. Este forma parte de la regin

    Norcentral de la costa peruana con los valles de Huaura,

    Pativilca y Fortaleza. El sistema de cuatro valles est

    geogrficamente integrado por la proximidad fsica y los

    rasgos topogrficos, con quebradas accesibles a los

    pobladores locales que los conectan entre s (grfico

    no. 1).

    La cuenca del valle de Supe posee peculiaridades

    geogrficas y bondades climticas que determinaron las

    condiciones para que hace aproximadamente cinco mil

    aos pudiera desarrollarse en el lugar una comunidad

    con un complejo nivel de conocimientos. Las pirmides

    de Caral se asientan en una elevada y rida terraza

    aluvial fuera del alcance de las crecidas del ro,

    protegida por la estribacin de la cordillera andina, con

    dunas y cerros de cumbres rocosas.

  • 8

    Grfico n 1 Localizacin del Complejo Arqueolgico de Caral Supe

  • 9

    Los frtiles valles colindantes donde se desarroll esta

    urbe primigenia fue la principal fuente del cual los

    antiguos pobladores extrajeron sus alimentos, junto con

    la proximidad del ocano la cual les permiti

    complementar una dieta que inclua recursos

    alimenticios extrados del mar (1).

    Grfico n 2 Vista panormica del Complejo Arqueolgico de Caral ubicado sobre una terraza rida elevada colindante con el ro Supe y reas frtiles del valle.(2)

    1 SHADY Ruth (2007) La alimentacin de la Sociedad de Caral-Supe en los

    orgenes de la civilizacin. En: Seminario Historia de la Cocina Peruana, Universidad de San Martn de Porres, Lima, pp. 23-43

    2 Panormica realizada desde globo aerosttico por el fotgrafo Christopher Kleinhege publicadas en . Caral , the firts civilization in the America , USMP 2008.

  • 10

    1.02 ESTADO DE CONSERVACIN

    Despus de transcurridos cinco mil aos, llama notablemente la

    atencin el excelente estado de conservacin encontrado para

    realizar la investigacin de una remota urbe hecha de barro y

    piedra. Esto se debe a diversos factores que contribuyeron en

    su preservacin:

    a) Factores antrpicos

    a.1. Prehispnicos.- Los antiguos pobladores de Caral

    enterraron sus edificios, posiblemente como parte de

    una cosmovisin del universo en la que las

    edificaciones al igual que los seres humanos,

    culminaban su ciclo de vida y eran cubiertas o

    enterradas, pasando desapercibidas por grupos

    humanos posteriores al ser confundas como

    promontorios naturales.

    a.2. Vandalismo.- El lugar estuvo protegido de

    alteraciones por factores humanos, debido a la

    ausencia de cermica y orfebrera, condicin que no

    despert el inters de vndalos, huaqueros y

    reducidores.

    a.3 Agricultura.- La naturaleza rida del suelo impidi la

    destruccin de la zona arqueolgica, evitando la

    ampliacin de las actuales reas de cultivo, por parte

    de agricultores locales en el valle de Supe.

    b) Factores naturales

    b.1 Sismos.- La configuracin estructural piramidal de

    las edificaciones monumentales favoreci su

    integridad contra los embates de cientos de sismos

    y terremotos propios de la zona ssmica peruana.

    b.2 Inundaciones.- Todo el Complejo arqueolgico al

    estar situado en una meseta elevada salv de

    inundaciones estacionales del ro Supe, por la

  • 11

    destruccin encontrada, se reconoce que al menos

    un remoto aluvin da la zona frontal de la

    Pirmide del Anfiteatro, posiblemente muchos aos

    despus de haber sido abandonado el sitio.

    1.03 ANTECEDENTES E INVESTIGACION PREVIAS

    1.03.01 Inicios del siglo XX Los primeros estudios cientficos del Valle de Supe

    fueron efectuados en 1905, por el arquelogo alemn

    Max Uhle, quien registr en la zona del litoral el

    asentamiento Aspero, lugar de pescadores del Arcaico Tardo y Puerto Supe, actualmente

    desaparecido bajo obras modernas. El valle tambin

    era conocido por otros asentamientos arqueolgicos

    importantes como: Chimo Cpac (Horizonte Medio) y San Nicols (Horizonte Medio, Intermedio Tardo,

    Horizonte Tardo), uno de los objetivos de las

    exploraciones de Max Uhle en Supe ,fue la bsqueda

    de vasijas, con la intencin de desarrollar una

    cronologa cermica de la costa central peruana. Su

    bsqueda no hall resultado en aquel entonces y hoy

    sabemos que fue debido a que los lugares explorados

    pertenecan a perodos precermicos.

    Max Uhle (1865 1944) Julio C. Tello (1880 1947)

  • 12

    En 1937 Julio C. Tello explor tambin la zona de

    spero, pero no existe evidencia ni registro sobre si

    se adentr en el Valle de Supe para explorar otros

    asentamientos arqueolgicos coetneos del lugar.

    Respecto a Caral y otros sitios arqueolgicos al

    interior del valle de Supe, fue el Doctor norteamericano

    Paul Kosok el primero en dar a conocer existencia de

    sitios con arquitectura monumental, visit el lugar con

    su colega Richard Schaedel hacia fines de la dcada

    del 40, utilizando fotografas areas Kosov logra ubicar

    algunos asentamientos arqueolgicos importantes en

    la regin. Durante la visita a uno de ellos llamado

    Chupacigarro Grande (como se le denominaba

    anteriormente al Complejo Arqueolgico de Caral)

    realiz excavaciones y concluy que sera difcil

    ubicarlo cronolgicamente mientras no se encuentren

    evidencias de cermica (3).

    En 1954 spero fue excavado nuevamente por los

    arquelogos Gordon Willey y John Corbett, quienes

    tampoco encontraron restos o evidencia de cermica

    en el lugar, asumiendo que se tratara de un

    asentamiento coetneo a un cementerio cercano al

    lugar y que la ausencia de cermica sera producto de

    distinciones de tipo funcional.

    Fue recin en 1970 que las excavaciones realizadas

    en el mismo lugar por el arquelogo norteamericano

    Robert A. Feldman(4), proporcionaron evidencias para

    determinar que el sitio pertenecera a un perodo

    acermico y que la carencia de fragmentos de vasijas

    se deba justamente a esa gran antigedad. 3 Kosok, Paul (1965) Life, land and water in ancient Peru. Nueva York:

    Long Island University Press 4 Feldman, Robert (1980) Aspero, Peru: Architecture, Subsistence

    Economy and other Artifacts of a Preceramic Maritime Chiefdom. Tesis. Cambridge: Harvard University

  • 13

    1.03.02 Inventario, catastro y delimitacin del patrimonio

    arqueolgico del Valle de Supe En Junio de 1978 el arquitecto Carlos Williams y el arquelogo Francisco Merino iniciaron el estudio

    ms importante de registro, prospeccin y anlisis de

    patrones urbanos de los asentamientos arqueolgicos

    del Valle de Supe, este estudio comprende

    investigaciones bibliogrficas, fotografas areas y

    trabajo de campo. En el informe de dos tomos

    Inventario, Catastro y Delimitacin del Patrimonio

    Arqueolgico del Valle de Supe entregado en 1979 al

    Instituto Nacional de Cultura contienen y describen

    de forma detallada 98 sitios arqueolgicos con sus

    respectivos, croquis detallados , nombres locales

    conocidos registrados en la literatura especializada en

    un rea de exploracin que abarca los 120 kilmetros

    cuadrados. Gracias a este trabajo se tom conciencia

    por primera vez de la extraordinaria concentracin de

    centros ceremoniales con pozos ceremoniales

    hundidos en el pequeo valle de Supe.

    Grfico n 3: Catastro del Patrimonio arqueolgico en el Valle de Supe realizado por Williams y Merino en 1979 (Fuente: Revista Waka XXI N 4, UNI ,2006)

  • 14

    Estudios sobre patrones de asentamiento en la costa

    Central Las investigaciones exploratorias del

    arquitecto Carlos Williams (5) publicadas en diversos

    medios escritos y ponencias se desarrolla

    enfocndose en los modelos de organizacin espacial

    y de las culturas prehispnicas de toda la Costa

    Central, cabe sealar las siguientes:

    1 La difusin de los pozos ceremoniales en la costa

    peruana (1972)

    2 Centros ceremoniales en los valles del Chilln,

    Rimac y Lurn (1971).

    3 Complejos de pirmides con planta en U: patrn

    arquitectnico de la costa Central (1978-1980)

    4 Un esquema para la arquitectura monumental

    temprana en la costa central del Per (1985)

    5 Exploraciones y excavaciones en el valle Sechn

    y Casma (1977)

    En el articulo Complejos de Pirmides con Planta en U:

    Patrn Arquitectnico de la Costa Central publicado en la

    Revista del Museo Nacional (Lima 1978-1980) Carlos

    Williams escribe:

    Un rasgo comn a todos estos complejos de pirmides es su orientacin nor-noroeste y este. Para cada valle la orientacin de las estructuras es prcticamente la misma, con una variacin de muy pocos grados conforme se avanza de valle a valle, del Sur hacia el Norte, la orientacin gira hacia el este. Variacin cuya significacin se desconoce. En cualquier caso resulta siempre paralelo al eje del Ro.. ..El paralelismo de los complejos para cada Valle debi haberse obtenido mediante observaciones de carcter astronmico .

    5 El arquitecto Jos Canziani ha realizado una valiosa compilacin de su obra en

    el libro Arquitectura , Urbanismo y Arqueologa en la Obra de Carlos Williams Instituto de Investigacin FAUA, UNI , Lima 2008

  • 15

    1.03.03 EL PROYECTO ESPECIAL ARQUEOLOGICO CARALSUPE (PEACS) En el ao 1994 se realiza un reconocimiento

    arqueolgico con el apoyo del Instituto Nacional de

    Cultura y la National Geographic Society, bajo la

    conduccin de la Dra. Ruth Shady, se identifican 18

    asentamientos arqueolgicos, pero se contina sin

    saber a qu perodo exactamente pertenecen, dos

    aos despus se reinicia un programa de

    excavaciones en Caral, nuevamente con el apoyo de

    National Geographic Society. Se escoge Caral por ser

    uno de los asentamientos ms grandes y mejor

    conservados. Por primera vez se confirma que Caral

    data del Precermico.

    En el ao 1996 se iniciaron las excavaciones en el

    asentamiento arqueolgico de Caral, el cual fue

    elegido porque era uno de los ms extensos, por la

    distribucin ordenada que mostraba su traza urbana y

    por su variada arquitectura monumental.

    En el ao 2,000 se marca un hito importante en la

    arqueologa mundial con la noticia de la antigedad de

    Caral, a travs de pruebas radio-carbono aplicados a

    textiles hallados en las pirmides, los cuales fueron

    llevados a los Estados Unidos y Alemania para sus

    anlisis, donde se determin en ambos pases que las

    fibras orgnicas de los tejidos hallados en Caral

    tendra una antigedad prxima a los 5,000 aos,

    convirtindose en el primer foco civilizatorio del

    continente americano6.

    6 Shady,Ruth,Jonathan Hass y Winifred Creamer (2001) "Dating Caral, a

    Preceramic Site in the Supe Valley on the Central Coast of Peru". En Science, 292(5517), pp. 723-726

  • 16

    El equipo de investigadores del PEACS expone que

    los antiguos pobladores disponan de conocimientos

    en los campos que hoy conocemos como

    matemticas, astronoma, agronoma e ingeniera que

    les sirvieron de base para ubicarse estratgicamente

    en el Valle medio y se establecer un Estado

    primigenio , apoyndose en la religin como medio de

    afirmacin y cohesin social.

    Gracias a las excavaciones y hallazgos de enseres e

    instrumentos cuya catalogacin e informacin

    analizada y procesada ha sido presentada en

    exhibiciones abiertas al pblico y difundida en las

    numerosas publicaciones del PEACS (7), sabemos que

    los antiguos habitantes de Caral desarrollaron tambin

    un pensamiento complejo que se manifest en:

    1 Habilidades musicales y capacidad para la

    fabricacin instrumentos como sonajas, flautas y

    antaras, las que fueron utilizadas en la celebracin

    de rituales.

    2 Conocimientos matemticos y uso de

    herramientas y tcnicas como el quipu para el

    conteo y administracin de los recursos

    productivos.

    3 Manifestaciones religiosas y artsticas reflejadas (8)

    es estatuillas humanas, tejidos elaborados,

    7 SHADY Ruth y Carlos LEYVA, (2003) La ciudad sagrada de Caral-Supe.

    Los orgenes de la civilizacin andina y la formacin del Estado prstino en el antiguo Per. Proyecto Especial Arqueolgico Caral-Supe, Lima.

    8 SHADY Ruth, Pedro NOVOA y Dolores BUITRN (2001) Artefactos simblicos de Caral-Supe y su importancia en la tradicin cultural andina. En Boletn del Museo de Arqueologa y Antropologa de la UNMSM, ao 4, n 4, Lima, pp. 87-94

  • 17

    adornos rituales y accesorios que eran utilizados

    por una elite o casta sacerdotal.

    4 Tcnicas constructivas avanzadas y elaboracin de

    herramientas para la edificacin de monumentales

    pirmides.

    Grfico n 4 Objetos hallados durante las excavaciones de las pirmides (fuente: PEACS) 1) Tupu tallado en hueso 2) Adorno con grabado en espiral en concha marina. 3) Cesto de fibra vegetal 4) Smbolo religioso conocido como Ojo de Dios 5) Quipu de fibra vegetal 6) Flautas fabricadas con huesos de pelcano

  • 18

    En Caral no se hall evidencia de fabricacin de

    armas, testimonios o rastros de haber organizado un

    ejrcito o liderado una guerra sobre la que dejar

    constancia. Para la Arqueloga Ruth Shady en el

    territorio hubo una amplia variedad de adaptaciones

    culturales, sus estudios demuestran que el desarrollo

    de la cultura Supe se debi a la creciente

    complejizacin de los sistemas sociales que se

    consolidaron en las regiones del rea norcentral del

    actual Per, estas sociedades haban alcanzado

    excedentes productivos y un nivel de organizacin que

    les permita cierta especializacin laboral, la

    construccin de edificios pblicos y actividades de

    intercambio en toda la regin, sus deducciones se

    inclinan a concluir que los pobladores del antiguo

    valle de Supe lograron sintetizar distintas experiencias

    adaptativas y aprovecharon en su beneficio el

    excedente productivo de las poblaciones del rea. La

    cuantiosa inversin de trabajo en obras monumentales

    y su permanente remodelacin fue sustentada por la

    produccin de las poblaciones de los otros valles que

    el estado local capt.

  • 19

    Cronologa de Caral

    La secuencia de ocupacin del asentamiento de Caral

    abarc aproximadamente 1,200 aos que los

    arquelogos del PEACS dividen en seis perodos (9):

    A) Perodo remoto (3,000 2,600 a.C.)

    Primeros asentamientos nucleados y habilitacin

    de tierras de cultivo con edificaciones menores.

    B) Perodo antiguo (2,600 - 2,300 a.C.)

    Se inicia la construccin de edificaciones

    monumentales, grandes explanadas y plazas.

    C) Perodo medio inicial (2,300 - 2,200 a.C.)

    Reestructuracin del diseo del lugar, ampliacin

    de edificaciones y plataformas.

    D) Perodo tardo inicial (2,200 - 2100 a.C.)

    Entierro de algunos elementos y componentes

    arquitectnicos.

    E) Perodo tardo final (2100 1,800 a.C.)

    Remodelacin de edificios pblicos, entierro y

    abandono del lugar.

    Para el profesor Jos Canziani Amico, arquitecto e

    investigador del Departamento de Arquitectura (PUCP)

    las construcciones y edificaciones en Caral son una

    extraordinaria evidencia acerca de una temprana

    manifestacin de un incipiente urbanismo, sin embargo,

    el complejo arqueolgico de Caral no rene los

    elementos necesarios para ser denominado ciudad, al

    respecto cabe mencionar que las investigaciones en le

    Valle de Supe aun estn en una fase inicial como para

    determinar estas categoras ,con el avance de las

    excavaciones dispondremos de evidencias sobre su

    desarrollo para establecer exactamente su categora.

    9 Ruth Shady Sols. Daniel Cceda Guilln. Aldemar Crispn Balta. Marco Machacuay

    Romero. Pedro Novoa Bellota. Edna Quispe Loayza. (2009.) Caral, la Civilizacin ms antigua de las Amricas. 15 aos develando su historia ,Lima,

  • 20

    Estado actual de las excavaciones

    Los procesos de excavacin, investigacin y

    restauracin de edificios monumentales y anexos

    residenciales menores continan en el Valle de Supe a

    cargo del PEACS (Ver grfico n 4).

    Dentro de este conjunto de edificios, se encuentran en

    fase avanzada de restauracin y consolidacin las

    siguientes edificaciones:

    a) Edificaciones monumentales:

    Pirmide Mayor ( Sector E )

    Pirmide Menor ( Sector G )

    Pirmide de la Galera ( Sector H)

    Pirmide de la Huanca ( Sector I)

    Pirmide del Anfiteatro ( Sector L)

    Pirmide de la Cantera ( Sector B)

    Pirmide Antigua ( Sector C)

    b) Las edificaciones menores:

    Anexos residenciales y edificaciones poli

    funcionales dispersas por todo el complejo

    (Sectores K / F / M / N / R / S / T / R / U / V )

  • 21

    Grfico n 5 : Levantamiento arqueolgico realizado por el Proyecto

    Especial Arqueolgico Caral- Supe realizado en el 2007

  • 22

    Pirmide Mayor (Sector E)

    Pirmide de la Galera (Sector H) Pirmide Menor (Sector G)

    Pirmide de la Huanca ( Sector I)

    Pirmide del Anfiteatro. (Sector L)

    Anexos residenciales perifricos

    Grfico n 6.- ISOMETRIA DE LAS EDIFICACIONES DE CARAL EN NIVEL AVANZADO DE CONSOLIDACION Y RESTAURACION (Fuente: PEACS- 2008)

    Pirmide de la Cantera (Sector B)

  • 23

    1.04 FORMULACIN DEL PROBLEMA ESPECFICO

    Hasta la fecha no se ha definido un modelo integral para

    explicar y comprender las estrategias de ocupacin espacial

    de las edificaciones prehispnicas redescubiertas en Caral, el

    foco civilizatorio ms antiguo del continente americano. Si bien

    es cierto que las excavaciones en el Valle de Supe estn en su

    fase inicial, existe un nmero significativo de edificaciones en

    un estado de conservacin y restauracin adecuadas para

    iniciar un estudio urbanstico del sitio.

    Un aspecto an no abordado por los investigadores gira en

    torno a determinar cules fueron las variables que

    predominaron en la planificacin y ordenamiento de la

    arquitectura del lugar, en una poca en la que el pensamiento

    mgico religioso era el ncleo vital de la antigua sociedad en

    Caral y diriga un enorme esfuerzo humano y destinacin de

    recursos para la edificacin de sus monumentales edificios y

    pirmides ceremoniales.

    1.04.01 Aporte interdisciplinario.- El estudio del pasado

    prehispnico desde una visin holstica por parte de

    arquitectos y urbanistas genera un efecto sinrgico al

    complementarse con el enfoque del arquelogo para

    manipular, interpretar datos y clasificar vestigios.

    Esta aproximacin para el estudio de edificaciones del

    pasado, nos permitira integrar variables adicionales

    (urbansticas, espaciales, funcionales, formales,

    semiolgicas, programticas, tecnolgicas,

    ambientales, etc.) que se traducen de manera sinttica

    en el diseo de los edificios, al margen de la fecha de

    su realizacin, permitindonos aproximarnos desde

    otra perspectiva hacia posibles explicaciones que

    develen las intenciones o motivaciones de sus

    constructores originales.

  • 24

    La aproximacin arquitectnica al estudio de las

    edificaciones en Caral desde nuestro enfoque

    disciplinario, que incorpora en su labor el control de

    variables objetivas y subjetivas, permitira tambin

    proponer explicaciones para acercarse al

    entendimiento del complejo arqueolgico en el mbito

    de la arquitectura ceremonial, el simbolismo y sus

    posibles conexiones con el pensamiento mgico de la

    poca, en una sociedad en que la cosmovisin

    sacralizada del universo jugaba un rol central en todas

    sus actividades y que podran haber intervenido

    predominantemente en las decisiones de sus

    pobladores para el arreglo de componentes

    arquitectnicos y emplazamiento de algunas de las

    edificaciones.

    Es pertinente sealar que la relacin entre astronoma,

    simbolismo y arquitectura para la celebracin de

    rituales ya ha sido demostrada en estudios de culturas

    que florecieron siglos despus de Caral y en diferentes

    latitudes del planeta, por lo que la presente

    investigacin ingresa a este campo an no abordado

    por los arquelogos del PEACS el cual arrojara

    nuevas luces sobre las motivaciones para la

    disposicin y arreglo de algunas de las pirmides

    ceremoniales del complejo arqueolgico.

    El estudio de los 20 asentamientos descubiertos del

    Valle de Supe desde una perspectiva regional

    permitira tambin aproximarnos al entendimiento de

    las posibles estrategias de ocupacin geogrfica,

    donde Caral posiblemente fue el ncleo religioso de

    una red de asentamientos menores a lo largo de este

    valle , interrelacionados tambin con otros centros

    poblados.

  • 25

    1.04.02 Seleccin de edificaciones para el anlisis del

    Complejo Arqueolgico Caral Supe

    El complejo arqueolgico de Caral est actualmente

    dividido en 17 sectores de estudio que abarcan 66 Ha,

    (Ver grfico n 4) donde estn comprendidos edificios

    pblicos, conjuntos residenciales y una zona de

    periferia. Las edificaciones de Caral siguen en proceso

    de excavacin, an falta desenterrar un porcentaje

    menor de edificaciones, entre ellas la Pirmide Antigua

    que tiene la mayor envergadura en todo el complejo.

    Para el presente estudio se analizarn las

    edificaciones que se encuentran en un nivel avanzado

    de excavacin, consolidacin y restauracin, las que

    agrupamos en dos tipologas principales:

    a. Edificaciones monumentales:

    a.1 Pirmides escalonadas

    a.2 Pirmides con pozos circulares ceremoniales

    b. Edificaciones menores (ocupan reas pequeas y estn

    dispersas por todo el complejo):

    b.1 Edificaciones polifuncionales.

    b.2 Anexos residenciales.

  • 26

    1.04.03 Diagnstico preliminar de patrones urbanos

    Observando el conjunto de las ruinas del Complejo

    arqueolgico de Caral, gracias al acceso a imgenes

    satelitales de la zona, apreciamos que los vestigios de

    edificios se ubican aproximadamente a 200 m. a lo

    largo del cauce del ro Supe, posiblemente buscando

    algn ordenamiento casi en paralelo con este, en el

    sector colindante se aprecian reas cultivadas y

    zonas de abundante vegetacin en ambas mrgenes

    ribereas. El complejo arqueolgico est emplazado

    sobre una terraza rida, rodeado por colinas y

    elevado sobre el nivel del ro, protegido de

    inundaciones estacionales. Se percibe una direccin

    para la accesibilidad espacial a la zona en el eje Este-

    Oeste condicionada quizs por la topografa del lugar,

    que probablemente estara en relacin a la conexin y

    flujo de pobladores en la red de 19 asentamientos

    contemporneos a Caral, ubicados en el valle a lo

    largo del cauce del ro Supe.

    En la imagen satelital (Grfico n 7) no se percibe un

    orden o modelo evidente en la organizacin del lugar,

    ni en el emplazamiento de las diferentes estructuras

    que nos guiara a un patrn de ocupacin reconocible;

    sin embargo al trazar tentativamente ejes axiales en

    las pirmides Menor, Pirmide de la Galera y

    proyectar un eje paralelo a los muros aterrazados de la

    Pirmide Mayor observamos que estas construcciones

    presentaban un relativo paralelismo entre ellas.

    Esta observacin nos condujo a un punto de partida

    para iniciar la bsqueda de un patrn de

    ordenamiento desconocido para nosotros y quizs

    evidente para los pobladores de aquella poca.

  • 27

    Grfico n 7 Foto satelital del Complejo Arqueolgico de Caral Supe tomada en el 2009 en la cual realizamos trazados preliminares paralelos en ejes de tres edificaciones.

    (Fuente: Google Earth 5.1.3533.1731)

    N

    Eje Axial en Pirmide de la Galera

    Eje Axial para Pirmide Menor

    Direccin y sentido del cauce de ro Supe

    Eje longitudinal de Pirmide Mayor

    500 metros

  • 28

    1.04.04 Nacimiento y evolucin de asentamientos humanos

    Los criterios universales usados en el pasado y en distintas

    latitudes para la eleccin de lugares donde iniciar un proceso de

    asentamiento humano radicaban en la convergencia de mltiples

    factores, segn los que se ponderaban elementos simblicos,

    funcionales, tcnicos y principalmente de habitabilidad del lugar,

    destacan:

    1) Cercana a una fuente natural de agua dulce (ros, lagos,

    manantiales, etc.).

    2) Cercana a tierras con condiciones favorables para el

    desarrollo de actividades agrcolas y obtencin de recursos

    alimenticios.

    3) Clima, suelo y relieve propicio para la construccin de

    edificaciones.

    4) Accesibilidad y conexin con otros asentamientos humanos.

    5) Consideraciones de proteccin contra probables invasores.

    6) Terrenos ubicados en zonas protegidas contra agentes

    naturales destructivos (principalmente inundaciones

    estacionales y huaycos.).

    Paralelamente a estas consideraciones para la habilitacin del

    lugar, los arquelogos, antroplogos e historiadores coinciden en

    afirmar que en la mentalidad asociativa del hombre arcaico

    intervenan decisiones de carcter simblico, mtico y religioso

    para el ordenamiento del lugar habitado y de las edificaciones

    como parte de una cosmovisin sacralizada del universo, en

    conexin con eventos astronmicos y sus dioses tutelares.

    Estrategias de ocupacin territorial en Caral

    El complejo de edificaciones de Caral (350 m.s.n.m.) y la eleccin

    del lugar encaja con los parmetros universales mencionados

    anteriormente al estar situado en el Valle Medio, sobre una

    terraza aluvial elevada cerca de una fuente de agua dulce que

  • 29

    representa el ro Supe (10 ) y a la vez protegida de inundaciones

    estacionales, que permiten construir edificaciones sin riesgo de

    colapso. El lugar est rodeado de reas favorables para la

    siembra de diversos productos alimenticios en la zona del Valle

    Medio inferior de la cuenca Supe (Plano n 1), punto central del

    valle y en conexin con los 19 asentamientos menores aledaos.

    Todo el valle de Supe fue en el pasado y es actualmente un

    ecosistema propicio para el cultivo de tubrculos, maz y

    algodn; este ltimo insumo base encontrado en las excavaciones

    y utilizado para la fabricacin de vestimentas, redes y cestas.

    Finalmente Caral se encuentra cerca del mar (a 26 Km del litoral)

    en conexin con dos asentamientos costeros coetneos (Aspero

    y Piedra Parada) que provean recursos martimos para una

    nutricin balanceada, estas premisas se desprenden del estudio

    de los restos de numerosas especies marinas, redes de pesca y

    fibras vegetales descubiertos por los arquelogos en el interior de

    las pirmides excavadas en Caral y otros asentamientos menores

    del valle. Sin embargo, todava existen algunas preguntas sin

    responder para el estudio del Complejo Arqueolgico de Caral y

    estn relacionados a la inexistencia de una arquitectura militar y

    ausencia de hallazgos de armamento defensivo en las

    excavaciones. Con respecto al enfoque organizativo del lugar

    como consecuencia de la probable influencia del pensamiento

    mgico que posea un rol central en las sociedades del pasado, el

    anlisis de posibles patrones de orientacin y alineamientos

    vinculados con eventos astronmicos arrojara luces sobre otros

    factores para entender e interpretar el ordenamiento espacial del

    Complejo Arqueolgico de Caral, que probablemente se haya

    manifestado en la disposicin especfica de algunas edificaciones

    monumentales.

    10 Una caracterstica de los ros de la costa central peruana es su caudal estacional,

    siendo torrentoso de Diciembre a Marzo y seco o casi seco de Junio hasta Agosto.

  • 30

  • 31

    1.04.05 Alineamiento y paralelismo de edificaciones monumentales A partir de trazados longitudinales realizados sobre el plano del

    levantamiento topogrfico elaborado por el PEACS (Plano no. 1)

    y con el apoyo de programas informticos (CAD), observamos

    un posible paralelismo entre los ejes axiales de las Pirmides

    Menor y la Pirmide de la Galera con el eje longitudinal de

    la Pirmide Mayor.(ver grfico n 8)

    Utilizamos como referencia el eje geogrfico Norte-Sur para

    realizar mediciones angulares de los ejes axiales de la Pirmide

    Menor, la Pirmide de la Galera y los muros aterrazados de la

    Pirmide Mayor, donde encontramos en forma reiterada la

    orientacin azimutal aproximada de 294 hacia el Noroeste,

    tomando en consideracin la orientacin de las escalinatas

    principales de la Pirmide Menor y de la Pirmide de la Galera.

    Grfico n 8

  • 32

    1.04.06 Probable orientacin astronmica de tres edificaciones

    monumentales

    Una caracterstica remarcable de estos alineamientos paralelos

    para los ejes axiales de la Pirmide Menor, la Pirmide de la Galera y los muros aterrazados de la Pirmide Mayor, es que

    prcticamente coinciden con la proyeccin azimutal (11) del ocaso

    del disco solar con el horizonte meridional durante el solsticio de

    invierno (22 de Junio) para la latitud geogrfica donde se ubica

    Caral con una precisin de +20 minutos de arco (12), en probable

    relacin a fines astronmicos y ceremoniales en una fecha

    significativa en el ciclo de cambio de estacin (ver grfico n 9).

    De comprobarse y validarse estos alineamientos, seran el primer

    indicio importante para encontrar un ORDEN y SIGNIFICADO en

    la organizacin del sitio, que denotara adems un conocimiento

    avanzado por parte de sus pobladores en la planificacin del

    lugar.

    Esta informacin de la correlacin de datos astronmicos y

    alineamientos de edificaciones fue asistida con programas

    informticos para arquitectura, que reproducen el movimiento del

    disco solar durante todo el ao y configurada con el apoyo de

    equipos de GPS para la latitud de Caral, con el objetivo de

    analizar y de aproximarse con los menores mrgenes de error a

    posibles alineamientos y correlaciones entre astronoma y

    arquitectura del Complejo Arqueolgico de Caral.

    11 Datos obtenidos utilizando el software Ecotech ( versin 5.1), utilizado por

    arquitectos para el estudio de asoleamiento de edificios y que proporciona informacin detallada sobre el desplazamiento del Sol durante el ao.

    12 La imprecisin de minutos de arco estara asociada al movimiento de eje terrestre que vara 3 grados cada 40,000 aos, que fueron enunciados en la Teora de Milankovitch generando un movimiento cclico que ser necesario ajustar a la poca en que fueron construidas las pirmides de Caral.

  • 33

    Paralelismo de ejes principales en tres edificaciones monumentales asociadas al solsticio de invierno

    Grfico n 9 : Alineamientos con el ocaso del Solsticio de invierno

  • 34

    Investigando tradiciones ancestrales comprobamos que en

    diferentes latitudes del planeta, el ser humano ha dejado

    evidencias de haber usado como referencia la bveda celeste,

    objetos monolticos y accidentes geogrficos para ubicarse en

    el tiempo y en el espacio. Esta habilidad se convirti en una

    tradicin constructiva en diferentes civilizaciones y fue

    evolucionando en objetos y herramientas como gnmones,

    menhires, dlmenes, obeliscos, pirmides trazados e

    inscripciones alusivas al sol, la luna, las estrellas, etc.

    En el Per un testimonio directo del que disponemos sobre los

    conocimientos y prcticas astronmicas de las culturas

    prehispnicas es el que expone Garcilaso de la Vega Inca en

    dos captulos de la primera parte de sus "Comentarios Reales

    de los Incas" (1609). Garcilaso tuvo acceso a la informacin

    que manejaban los Amautas del Incanato sobre la astronoma.

    Fue testigo directo de las construcciones para hacer las

    determinaciones de los tiempos de los solsticios y equinoccios.

    En esta obra (Cap. XXII) nos comenta que:

    . alcanzaron los equinoccios y los solemnizaron muy mucho", para determinar los cuales tenan columnas de piedra riqusimamente labradas, puestas en los patios o plazas que se levantaban ante los templos del Sol" [..] Estas columnas estaban en el centro de un cerco redondo muy grande en el cual marcaban con un hilo una raya de oriente a poniente"[..] Por la sombra que la columna hacia sobre la raya vean que el equinoccio se acercaba"[..] Cuando la sombra tomaba la raya de medio a medio desde la salida hasta la puesta del sol y no haba sombra al medioda, decan, que ese da era el equinoccial". "Por lo cual adornaban las columnas con flores y yerbas olorosas, pues en ese da el sol se asentaba con toda su luz, de lleno y adoraban al sol con muchos goces y ostentaciones".

  • 35

    1.04.07 Preguntas de la investigacin

    Para el presente estudio se han separado en tres los

    componentes para el anlisis espacial del complejo

    Arqueolgico de Caral Supe:

    a. Urbano arquitectnico.- Modos de asentamiento y

    anlisis de patrones en la planificacin de Caral y sus

    edificaciones que comprende variables relacionadas a:

    Funcin, morfologa, tecnologa constructiva, simbolismo,

    emplazamiento, orientacin, tipologa, accesibilidad-flujos-

    circulaciones.

    b. Semiolgico.- Significado e influencia que habra tenido el

    pensamiento mgico en las decisiones para la

    organizacin de la arquitectura en la zona.

    c. Concepcin espaciotemporal.- Aproximarse al

    entendimiento del concepto y observacin del tiempo de

    los antiguos pobladores de Caral, mediante el anlisis de

    elementos arquitectnicos que posiblemente fueron

    usados como observatorios astronmicos.

    En base a estos tres componentes se formularon las siguientes

    preguntas especficas para la presente investigacin:

    1. La organizacin espacial del complejo obedece a un

    ordenamiento espontneo y aleatorio de los edificios en

    el tiempo o hubo una intencionalidad en la planificacin

    de Caral?

    2. Qu modelo organizativo o de ocupacin regional y

    preurbanstica habran generado las culturas

    precermicas en el Per?

    3. El modelo de organizacin espacial redescubierto en el

    Complejo Arqueolgico de Caral correspondera ms a

    un importante centro ceremonial administrativo, en lugar

  • 36

    de la tesis que postulan los arquelogos del PEACS

    sealando que hubo un tipo de ciudad sagrada?

    4. Las caractersticas arquitectnicas del complejo

    arqueolgico asociadas a un importante centro

    ceremonial explicaran la presencia de monumentales

    edificios pblicos y la ausencia de hallazgos en

    armamentos y edificaciones con particularidades

    defensivas?

    5. De que manera pudo influenciar el pensamiento mtico

    en las decisiones para la configuracin de las pirmides

    ceremoniales y su ubicacin en el complejo?

    6. Es posible hallar conexiones y respuestas para el

    modelo de ocupacin de culturas precermicas a partir

    del estudio de analogas geomtricas con tejidos, quipus

    y manufacturas encontrados en el interior de las

    pirmides?

    7. Los antiguos pobladores de Caral (3,000 A.C.) tuvieron

    los conocimientos matemticos necesarios que les

    permitieran relacionar arquitectura y astronoma para la

    observacin del tiempo?

    8. Fue la arquitectura ceremonial el eje a travs del cual

    se integraban y articulaban los aspectos fundamentales

    de la sociedad en Caral (Religin - Estado

    Economa)?

    9. Son las edificaciones monumentales de Caral el origen

    de una legendaria tradicin constructiva de las culturas

    prehispnicas que se extendi luego por otras zonas de

    nuestro territorio?

  • 37

    1.05 Definicin de Objetivos

    1.05.01 Objetivo general

    Aportar explicaciones al modelo de organizacin espacial

    de las edificaciones redescubiertas en el Complejo

    Arqueolgico de Caral Supe.

    1.05.02 Objetivos especficos

    Determinar algunos de los factores que predominaron en

    los antiguos habitantes para la organizacin y planificacin

    urbanstica de Caral.

    Aproximarse desde una perspectiva cientfica al

    pensamiento mtico de la poca y evaluar la probable

    influencia en sus constructores para el emplazamiento de

    las edificaciones monumentales y anexos residenciales.

    Identificar caractersticas especficas en la traza urbana de

    la zona y componentes arquitectnicos de las edificaciones

    monumentales, que demuestren la probable conexin

    directa entre las siguientes variables :

    1. Urbanismo: Planificacin anticipada del lugar.

    2. Observacin del tiempo para administracin de los

    recursos productivos.

    3. Arquitectura ceremonial y rituales ligados a eventos

    astronmicos.

  • 38

    1.06 Justificacin terica y metodolgica

    La importancia del estudio del modelo de organizacin espacial

    en el complejo arqueolgico de Caral, considerado como unos

    de los primeros focos civilizatorios del continente, pretende

    aproximarnos a:

    Una visin de los primeros modelos organizativos

    regionales y urbansticos de las culturas precermicas y

    la influencia del pensamiento mtico para el

    ordenamiento de su arquitectura.

    Una propuesta metodolgica de anlisis urbanstico que

    vincule factores astronmicos y simblicos como

    entrada no convencional para la investigacin de

    patrones urbanos en asentamientos arqueolgicos.

    1.07 Alcances y limitaciones

    El trabajo de investigacin se inicia como un estudio

    descriptivo de los componentes fsico-espaciales de la zona

    arqueolgica y finalizar como explicativa/correlacional ya que

    busca aportar una comprensin del modelo de organizacin

    espacial de Caral y establecer conexiones entre arquitectura y

    urbanismo con variables relacionadas a conocimientos de

    carcter funcional, simblico, astronmico y de tecnologa

    constructiva.

    El estudio del Complejo Arqueolgico de Caral se limitar a

    analizar las edificaciones monumentales y centros

    polifuncionales excavados por los arquelogos dentro de la

    zona del Complejo Arqueolgico ; las dems edificaciones aun

    en excavacin y dispersas a lo largo de treinta kilmetros en el

    valle de Supe, sern utilizadas solo como referencia formal.

  • 39

    1.08 Metodologa de investigacin

    El mtodo de trabajo se estructura siguiendo las pautas del

    mtodo cientfico, para lo cual se han secuenciado tres fases:

    exploracin, anlisis y sntesis.

    Las diversas fuentes de informacin de han ordenado segn

    sus niveles de complejidad, divididos en aspectos de mayor,

    mediana y menor complejidad segn su dificultad para acceder

    a fuentes rigurosas, aspectos subjetivos o de difcil

    cuantificacin e interpretacin para establecer correlaciones

    entre las numerosas variables a analizar.

    La metodologa genera una matriz de trabajo (ver tabla n 1)

    que contiene columnas con las variables dispuestas segn su

    complejidad e hileras donde se ubican las fases de la

    investigacin:

    FASE 1: Exploracin.- El estudio se inicia en base a la

    informacin recabada mediante una compilacin bibliogrfica

    acerca del tema, donde se incluyen:

    Publicaciones del PEACS unidad ejecutora del INC

    encargada oficial de los trabajos de excavacin y

    restauracin del complejo arqueolgico.

    Recopilacin de los planos del levantamiento topogrfico

    de la zona de estudio.

    Aerofotografas e imgenes satelitales del complejo

    arqueolgico.

    Publicaciones de arqueologa y arquitectura

    prehispnica en revistas especializadas de la UNMSM,

    URP y PUCP.

    Trabajos de investigacin y tesis disponibles en Intenet.

  • 40

    Como complemento para el estudio consideramos tambin

    recoger informacin de disciplinas que servirn de apoyo

    terico, como astronoma, historia del Per prehispnico,

    Antropologa y arqueoastronoma, a travs de entrevistas y

    asesoras especializadas, finalmente sern considerados

    factores culturales heredados del mundo prehispnico an

    vigentes en la actualidad como las diversas fiestas

    vernaculares del lugar, rituales de agradecimiento y relatos

    heredados por los pueblos andinos y amaznicos.

    FASE 2: Anlisis.- Incluye los procesos de seleccin,

    valoracin, verificacin, evaluacin, procesamiento de datos e

    interpretacin, tomando en cuenta el orden inicialmente

    planteado en componentes que van desde aspectos de menor

    complejidad (componentes fsico espaciales) hasta los de

    mayor complejidad (antropologa, cosmovisin andina, simbolismo prehispnico, etc.)

    Para el estudio urbanstico del lugar arquitectnico se incluye

    como principal referente las ruinas excavadas restauradas y

    consolidadas, empezando por las construcciones de mayor

    envergadura cuya monumentalidad era indicio de su

    importancia.

    Al descubrir regularidades en las observaciones del tejido

    urbano o patrn del asentamiento de Caral se utiliz la lgica

    inductiva para el planteamiento de las hiptesis. El trabajo de

    campo se apoy en los datos obtenidos con un equipo GPS y

    estacin total para determinar rigurosamente la orientacin de

    cada una de las edificaciones. La informacin se proces con

    el apoyo de programas informticos de asoleamiento para

    simular el movimiento aparente del disco solar y de

    astronoma para emular el movimiento de la Luna en la bveda

  • 41

    celeste en fechas cercanas a los fechados radiocarbnicos

    que ubica a Caral cinco mil aos en el pasado, variable

    significativa en la investigacin.

    FASE 3 : Sntesis.- Consiste en la reunin racional de los elementos analizados por separado en una nueva totalidad.

    Se establecen posibles conexiones y correlaciones entre las

    variables de estudio que en un principio no fueron evidentes,

    para formular una explicacin racional y verificable al

    problema inicialmente planteado.

  • 42

    Tabla 1 . Esquema metodolgico

  • 43

    1.09 SISTEMA DE HIPTESIS

    Hiptesis N1:

    El modelo de organizacin espacial del

    Complejo Arqueolgico de Caral-Supe fue

    constituido a partir de la convergencia de

    mltiples factores, no todos ellos espontneos y

    que se dieron en un perodo que abarc

    aproximadamente 1,200 aos. Estos factores

    habran generado un modelo de organizacin

    espacial que sintetiza los elementos simblicos-

    religiosos en unin a requerimientos funcionales,

    administrativos, regionales y de habitabilidad,

    donde el emplazamiento y ubicacin de las

    edificaciones monumentales obedecera posiblemente a motivaciones de carcter

    mtico y astronmico, comn en una sociedad

    y poca caracterizada por adoptar el

    pensamiento mgicoreligioso para realizar

    todas sus actividades.

    Hiptesis N2:

    El modelo de organizacin espacial en Caral

    pudo haber sido parte orgnica e inseparable

    de un modelo mayor de ocupacin cultural y regional de 20 asentamientos conectados en red

    y ubicados a ambos mrgenes del ro en la

    cuenca del Valle de Supe, donde Caral cumpla

    un rol de centro ceremonial administrativo y

    zona capital o ncleo religioso que se proyectaba

    hacia una amplia regin que se extenda desde

    la Costa hasta los Andes y la Amazona.

  • 44

    2.00 MARCO REFERENCIAL

    2.01 Marco terico 2.01.01 Aproximaciones a la Cosmovisin prehispnica

    .As pues el mundo no es nicamente compresible a travs de un sistema de reglas, la idea del orden , la existencia de relaciones entre fenmenos , es inherente a nuestro cerebro y es el axioma principal de nuestra conciencia. [..] Aunque ese orden no existiese, lo buscaramos y lo encontraramos indefectiblemente. La orientacin principal de nuestro pensamiento est hecha de tal forma que , partiendo del conjunto ms heterogneo y arbitrario posible ( por ejemplo Caos ), nos fabricamos categoras para poder reunir , segn criterios abstractos, los componentes de este conjunto en diversos grupos .

    Yona Friedman(13)

    Entendemos como cosmovisin a la percepcin estructurada

    acerca del cosmos que un grupo humano plantea como una

    constante solucin a las cuestiones existenciales de su presencia

    en el mundo. Es una forma de ver, sentir, comprender y vivir en el

    mundo. Dicha concepcin se basa en la observacin e interaccin

    cotidiana con todo lo que le rodea, por medio de la cual se

    construye una cultura, una manera particular de ver y estar, ideas

    y normas que regulan la vida social y permiten su supervivencia y

    desarrollo.

    En mbito acadmico nacional est muy difundida la nocin de

    Cosmovisin andina, como concepto que agrupa a las

    concepciones de los antiguos pueblos y culturas que habitaron el

    Per prehispnico, sin embargo cabe sealar que aquella

    cosmovisin no solo se limit a la regin andina, sino tambin

    perteneci a los antiguos pueblos que habitaron la Costa y la

    Amazona.

    Lo que denominamos cosmovisin andina es el producto de una

    herencia milenaria que posiblemente tuvo su origen en la costa

    peruana y no en los andes como tradicionalmente se piensa, esto

    13 Hacia una arquitectura cientfica . MIT Press (1975)

  • 45

    lo afirmamos a partir de la abundante evidencia arqueolgica

    encontrada en Caral, que es un testimonio material del nivel de

    desarrollo cultural y la complejidad de pensamiento abstracto que

    lograron sus pobladores hace 5,000 aos, el que probablemente

    se extendi hacia posteriores culturas por toda la regin.

    Una aproximacin al pensamiento y visin de los pobladores del

    antiguo Per se enfrenta la difcil tarea de entender un sistema

    socio cultural originario y particular, el posterior

    encuentro/desencuentro con el mundo occidental a travs de

    Espaa fue completamente destructor de la cultura local, por lo

    que intentaremos esbozar algunos aspectos originarios de esta

    cosmovisin milenaria del Per antiguo, a partir de la evidencia

    arqueolgica del Valle de Supe y apoyados referencialmente en

    los escritos posteriores de los cronistas de Indias y su anlisis por

    parte de historiadores, que nos permitiran comprender algunos

    aspectos esenciales de la Cosmovisin del mundo en Caral , la

    denominada Primera civilizacin de Amrica.

    Surgimiento de la primeras Civilizaciones en el mundo

    Civilizacin, utilizando el trmino en un sentido restringido, es una

    sociedad compleja. Las civilizaciones se diferencian de los grupos

    nmadas y las sociedades tribales basadas en el parentesco por

    el predominio del modo de vida urbano y el sedentarismo (que

    implica el desarrollo de la agricultura y a partir de ella el desarrollo

    econmico con la divisin del trabajo, la comercializacin de

    excedentes y, ms tarde, la industrializacin y la terciarizacin).

    Con pocas excepciones, las civilizaciones son histricas, es decir,

    utilizan la escritura para el registro de su legislacin y su religin

    (aparecidas con el poder poltico -realeza, estados- y religioso -

    templos, casta sacerdotal-) y para la perpetuacin de la memoria

  • 46

    de su pasado (incluyendo la aparicin de los conceptos de tiempo

    histrico y calendario) 14

    En el Asia Menor se desarrollaron las civilizaciones ms antiguas

    de las que se tenga conocimiento. Excavaciones arqueolgicas

    revelan la existencia de asentamientos humanos en Mesopotamia

    a partir del 10.000 a.C. Los sumerios llegaron a la regin

    mesopotmica alrededor de 5,500 aos antes del presente,

    sentando las bases de la civilizacin occidental y dejando un

    legado en diferentes reas de la ciencia y la cultura.

    Posteriormente, y casi de manera simultnea a las civilizaciones

    desarrolladas en Egipto y Asia surgen en el litoral del Per focos

    civilizatorios cuya importancia e indicios permanecieron ignorados

    por muchos aos. Entre ellos podemos mencionar El sitio

    arqueolgico conocido como spero y Piedra Parada en el Valle

    de Supe, junto a otros sitios contemporneos como, Bandurrias,

    Sechn, Lurinhuasi, Miraya, distribuidos en la costa y sierra central

    del Pas y muchos otros ms an no estudiados.

    14 Jos lvarez Junco: Qu es civilizacin? (fuente: La Fundacin Atman)

    Grfico n 10 Los siete focos civilizatorios de la historia (Fuente: PEACS)

  • 47

    El pensamiento mtico en las cosmovisiones universales de

    diversas culturas en el planeta

    Para el hombre arcaico, el mito era una historia verdadera, que le

    daba una explicacin y sentido a toda su existencia constituyendo

    un "modelo ejemplar" para todas sus actividades, ya que stas

    fueron realizadas por primera vez por un dios o varios seres

    mticos, Para la mentalidad hombre primitivo elaborar una

    interpretacin mgica de las cosas, le dio la sensacin de poder y

    dominio sobre ellas, y de esta manera, particip de la naturaleza

    sagrada del Cosmos a travs de sus manifestaciones, lo que le

    permiti reproducir el acto creador. En esta forma de pensamiento

    se bas el hombre para realizar, por ejemplo, sus ritos de

    agradecimiento e inicio de actividades agrcolas en conexin con

    los cambios estacionales cclicos, reiterando un proceso de

    creacin. Pero no slo en los ritos de agradecimiento se manifiesta

    el tiempo mtico, sino en todos los dems actos ya que todos se

    viven ritualmente debido al modelo ejemplar que a cada una de

    ellos le antecede.

    Esto supone una verdadera actitud religiosa; se trata de vivir de

    acuerdo con el modelo ejemplar de los seres fabulosos o dioses,

    sacralizando la existencia toda, se vive en un tiempo sagrado que

    se distingue del cotidiano habitual, en un espacio tambin

    consagrado que participa de la naturaleza divina.

    El pensamiento mgico expresa de esta forma una gran riqueza

    que poda ser aprehendida merced a su repeticin ritual, dando al

    hombre arcaico las respuestas a los interrogantes tales como el de

    la creacin del Cosmos, el nacimiento, la muerte y el sentido de la

    vida, cumpliendo una funcin ordenadora y centralizadora de su

    existencia.

    El pensamiento mgico se caracteriza por que ste carece de un

    mtodo, entendido como un conjunto de pasos para llegar a un

  • 48

    conocimiento racional y verificable, para llegar a descubrir la

    verdad. Adems, todo el acontecer csmico, social y poltico est

    relacionado estrictamente con la divinidad. Todo lo que sucede es

    por causa de los Dioses.

    En la antigedad, segn Jung, se tenda a este tipo de

    pensamiento. "Todo, el inters y la energa que el hombre

    moderno invierte en la ciencia y la tcnica, consagrbala el antiguo

    a su mitologa. Es su afn creador el que explica los

    desconcertantes cambios, las transformaciones caleidoscpicas,

    los reagrupamientos sincretsticos y los incesantes remozamientos

    de los mitos del mbito cultural griego. Nos movemos aqu en un

    mundo de fantasas que, poco preocupadas por la marcha externa

    de las cosas, manan de una fuente interna y producen

    variadsimas figuras, unas veces plsticas, otras esquemticas.

    Esta actividad del espritu de los primeros tiempos de la

    antigedad obraba por antonomasia artsticamente. Parece que la

    finalidad del inters estribaba, no en captar objetivamente el cmo

    del mundo real, sino en adaptarlo a fantasas y esperanzas

    subjetivas." .

    Para la mentalidad del hombre antiguo, prosigue Jung15, el sol era

    el gran padre del cielo, y la luna, la madre fecunda. Todo era

    antropomrfico o teriomrfico y el Universo entero estaba animado

    por dioses y demonios.

    15 Jung, C. G. ( 1997).

    El hombre y sus smbolos, Editorial Caralt, Buenos Aires.

  • 49

    Mundo mtico en las culturas prehispnicas del Antiguo Per

    La cosmovisin prehispnica tuvo un rasgo esencial del cual se

    derivan los dems aspectos y es que se fundamenta en un

    sentimiento de estrecha comunin con la naturaleza,

    manifestacin tangible de sus dioses tutelares,

    Las primeras comunidades de habitantes se sintieron todava

    parte orgnica de la naturaleza, no existi lo que hoy conocemos

    como un sentimiento de individualidad o separatividad de cada

    miembro con la sociedad y su entorno. Esta visin orgnica se

    entiende en parte por su conexin y dependencia de los recursos

    alimenticios provenientes de la tierra (Pachamama) y el mar

    (Mamacocha) que se tradujeron en rituales, ceremonias de

    agradecimiento y sacrificios como gestos de reciprocidad.

    El Sol fue identificado como un agente divino proveedor de calor y

    luz asociado a una figura masculina y la Luna como complemento

    femenino, asociado a la noche.

    En la visin del mundo prehispnico, lo humano y lo espiritual

    fueron inseparables y se hallaron en una interaccin dinmica

    constante a travs de un pensamiento mgico que atribua a los

    dioses el acontecer de los hechos. Esta forma de pensamiento

    consideraba que todos los seres animados e inanimados (ros,

    lagos, cerros, nevados, estrellas, etc.) estaban vivos y dotados de

    un espritu sagrado, por tanto toda actividad cotidiana, como el

    trabajo, se convierte de forma implcita en una ofrenda a sus

    dioses, a sus huacas, a sus antepasados, y a todos aquellos

    espritus protectores presentes en todo lo manifestado.

    Las investigaciones y el valioso aporte al entendimiento de las

    culturas prehispnicas realizado por la doctora Mara

  • 50

    Rostworowski (16) (miembro del IEA) nos proporciona un rasgo

    importante de esta visin milenaria, al respecto nos dice lo

    siguiente:

    .En las creencias indgenas no existi la idea abstracta

    de Dios, ni palabra que lo expresara. Esto de hecho no

    significa que no hubiera una multitud de Dioses, incluso

    jerarqua entre ellos, A las divinales se les conoce por

    sus nombre propios sin que existieran trminos que los

    manifestaran como tales. Lo sagrado se expresaba con

    la voz huaca que contena una variedad de

    significados

    Los incas incorporaron a sus propias creencias, conforme se

    expandieron y evolucionaron espiritualmente, la cosmovisin de

    culturas ms antiguas y lejanas, por lo que desarrollaron una

    religin sumamente compleja, as como una organizacin poltica y

    social eficiente, basada tambin como en los antiguos pueblos en

    el bien comn, la reciprocidad, el amor a la naturaleza y al prjimo,

    la solidaridad, el respeto al anciano, la veneracin de los muertos

    y principalmente a sus dioses.

    Si bien algunos cronistas aseguran que en el imperio incaico se

    veneraban a muchos dioses (el sol, la luna, las constelaciones, la

    tierra, el mar, el rayo, el arco iris, etc..), otros afirman que por el

    contrario, tenan mas bien un solo Dios, creador y hacedor de

    todas las cosas vivientes y no vivientes, padre del sol, la luna, las

    estrellas, los animales, el ser humano y todo lo que existe en la

    naturaleza, a quien llamaron Viracocha en los andes y

    Pachacamac en la costa, y cuyos restos de templos se conservan

    aun hoy en las ciudades peruanas de Cusco y Lima ,

    respectivamente.

    16 Rostoworowski Mara (2007) Estructuras andinas del poder, ideologa

    religiosa y poltica En: Obras Completas , Volumen VII, Lima, pp. 11

  • 51

    Los sacerdotes fueron los encargados de dirigir las ceremonias

    religiosas en los templos y huacas alrededor del imperio,

    ostentando gran poder y respeto entre los habitantes, puesto que

    eran guardianes de mitos, leyendas y rituales desde tiempos del

    primer inca. Posean una gran sabidura y eran intermediarios

    entre el mundo espiritual y el mundo de los vivos, siendo

    consultados por la nobleza y el mismo inca sobre el clima, la

    siembra, la cosecha, la guerra, etc.

    Un registro valioso del simbolismo prehispnico

    En el ao de 1613, el cronista indgena Juan de Santa Cruz

    Pachacutic Yamqui Salcamayhua publica, en su libro Relacin de Antigedades deste Reyno de Per, un grafismo de la imagen

    andina del cosmos (ver figura adjunta). Este grafismo se

    corresponde con en el altar mayor del santuario del Sol

    de Curicancha ("patio de oro") en el Cuzco.

    Grfico n 11:Grafismo de Don Joan de Santa Cruz Pachacuti Yampi (1613)

  • 52

    Curicancha

    Siguiendo la descripcin que realizara Lesmann-Nietzche (17), el

    Curicancha constaba de seis edificios mayores colocados para

    formar un patio y conectados por una pared que los rodeaba.

    Dichos edificios eran: el santuario del Sol, la capilla de la Luna, la

    capilla de las Estrellas, la capilla del Rayo, la capilla del Arco Iris, y

    la sacrista y casa del cabildo. Este complejo ceremonial fue

    construido con el auspicio de Manco Capac, el primer gobernante

    Inca en la primera mitad del siglo XII. Los siguientes gobernantes

    lo agrandaron y enriquecieron, entre ellos: Mayta Cpac,

    Pachacutic y Huascar. En 1533, despus de haber sido saqueado,

    fue entregado a Juan Pizarro por su hermano el Marqus. Juan

    Pizarro, a su turno, se lo obsequi a los frailes dominicos, quienes

    destruyeron el Curicancha para erigir una iglesia que hoy ocupa su

    lugar.

    El santuario de la Luna, esposa del Sol, se encontraba totalmente

    cubierto con lminas de plata, as como tambin era de plata la

    imagen de la Luna. En l se encontraban sentadas las momias de

    las reinas muertas.

    La capilla de las Estrellas estaba dedicada a Venus, las Plyades

    y otras constelaciones. La puerta de entrada y las paredes

    interiores estaban enchapadas con lminas de plata y tachonadas

    de estrellas. Una parte de las paredes tena numerosos agujeros

    destinados a recibir los ornamentos astrales.

    De la capilla dedicada al Rayo, el Trueno y el Relmpago, no se

    tiene mayor descripcin. Para los Incas estos seres no eran

    divinidades sino guerreros del Sol.

    La capilla del Arco Iris estaba totalmente guarnecida de oro. En

    uno de sus costados, sobre las planchas de oro, tena pintado al

    natural el arco del cielo, tan grande, que iba de una pared a otra

    con todos sus colores al vivo. Los Incas saban que el Iris proviene

    17 LESMANN-NIETZCHE, L. (1929) .Textos tomados y editados de

    Coricancha, el Templo del Sol en el Cuzco y las imgenes de su altar mayor ,(s.e.) Buenos Aires, 1950

  • 53

    del Sol y lo tomaban como su blasn puesto que ellos se

    consideraban descendientes del Sol. Cuando vean el Arco Iris en

    el aire, cerraban la boca, tapndola con la mano, puesto que su

    presencia desgastaba y produca podredumbre en los dientes.

    A propsito de Illapa (rayo, trueno, relmpago) y de Cuichi (arco

    iris), podemos anotar lo siguiente: el Rayo era la potencia sagrada

    del fuego, cuyo cuerpo es una serpiente luminosa que avanza

    zigzagueante entre las nubes (fuyu) para profundizarse en el

    submundo (ucu pacha). As mismo es un guerrero celeste que al

    sacudir su honda (huaraca) produca un estallido que gestaba

    fuego, luz y ruido; en su otra mano portaba una porra y con ella

    produca lluvia y granizo. El Rayo (Illapa) configuraba en s tres

    potencias celestes: Chuki Illapa (lanza-rayo), Cutu Illapa ( gargajo-

    rayo, como su sonido-estruendo) e Inti Illapa (sol-rayo). Adems

    de su relacin con el fuego y lo gneo, el Rayo est relacionado

    con el agua (yacu): l es Yacumama, quien dar origen a los

    grandes ros. Cuando el Rayo se profundiza en el submundo, al

    emerger de l surge como la sierpe madre de las aguas-ros, el ro

    Allcumayu (perro-ro), como lo seala el dibujo de Pachamama

    copiado por Juan de Santa Cruz Pachacutic Yamqui

    Salcamayhua. De esta manera el Rayo se relaciona

    zoognicamente con la serpiente (amaru) y con el perro (allcu), se

    considera a la serpiente (amaru) como Sachamama (sacha:

    monte, selva): una sierpe de dos cabezas que se erecta como un

    rbol, el rbol Mallki en el dibujo de Santa Cruz Pachacutic. Al

    ascender del rbol proyectada a lo celeste, se convierte en el

    Cuichi (Arco Iris) para fertilizar y dar color a la Tierra y a todas las

    cosas vivas. As mismo, el arco iris se conforma por el destello

    energtico de la gran serpiente amaru.

    La denominada por Lesmann-Nietzche como sacrista y casa del

    cabildo, estaba dedicada para el uso del sumo sacerdote y sus

  • 54

    asistentes. All se ordenaban los cultos y sacrificios que haban de

    hacerse. Este recinto, como los dems, estaba cubierto de oro.

    En el centro de este recinto sagrado de Curicancha, estaba el Inti

    Pampa o Campo del Sol. El crculo de los muros exteriores meda

    aproximadamente 68 metros por 59, con un bside redondeado

    que se proyectaba sobre 34 metros desde la esquina suroeste. El

    lado exterior de este muro estaba adornado, a la mitad de su

    altura, con una franja de oro de unas dos palmas de ancho. Las

    diversas puertas tambin estaban cubiertas de oro. Los muros

    interiores que daban frente al patio, tambin estuvieron adornados

    con un friso de oro y tenan ms de una yarda de ancho. El patio

    era un jardn sagrado, cultivado por el Inca y sus parientes ms

    cercanos. El abono era llevado desde el Valle de Chincha, ubicado

    en la costa; y el jardn era regado por una de las cinco fuentes

    situadas dentro del patio, que desde manantiales distantes era

    surtido por tuberas subterrneas, en parte en oro. Esta fuente era

    un tazn de piedra de forma octogonal de 7 pies de largo, 4 de

    ancho y 3 de profundidad. En l se verta la chicha de maz

    ofrecida al Sol y all se baaba la cuya (esposa) del Inca,

    realizando un bao ritual previo a su matrimonio. La piedra de este

    tazn estaba encajada en oro, en el cual se hallaba estampada

    una imagen del Sol.

    Tres grandes fiestas se realizaban en el Inti Pampa del

    Curicancha: en la poca de siembra, despus de la cosecha y

    durante la investidura de los seores principales o Curacas.

    Durante estas fiestas, el Campo del Sol estaba plantado con

    crecidos tallos de maz, forjados en oro. Adems, all haba un

    jardn de oro sobre terrazas situadas debajo del bside circular:

    maizales de oro, tanto sus caas como las hojas y las mazorcas.

    Junto a ellas haba ms de veinte llamas con sus cras, tambin en

    oro; y los pastores con sus hondas y cayados, hechos del mismo

    metal.

  • 55

    El santuario principal de Curicancha estaba dedicado al Sol y se

    hallaba sobre el bside circular. Su techumbre era de paja. Sus

    paredes estaban cubiertas de arriba a abajo de planchas de oro.

    El altar mayor estaba al oriente, regido por la figura del Sol hecha

    de una plancha de oro. A uno y otro lado de esta imagen estaban

    los cuerpos de los Incas muertos, colocados de acuerdo a su

    antigedad como hijos del Sol, momificados y sentados en sus

    sillas de oro, puestas sobre tablones de oro.

    Ensayando una interpretacin simblica del grafismo

    En la representacin del cronista indgena se percibe claramente

    la cosmovisin dualista, formada por grupos de opuestos

    complementarios (Izquierda derecha), a partir de este eje de

    simetra se ordenan las representaciones del Varn y la mujer, en

    alegora al elemento masculino y femenino, los cuales son tambin

    relacionados y asociados a la pareja divina: Sol (Inti) y la Luna

    (Quilla) como su reflejo en el cielo.

    Otros componentes los representa la Chakana (Cruz del Sur), Las

    Plyades, y Venus el lucero de la maana y del atardecer segn la

    estacin en el ao.

    En el lado izquierdo encontramos una alusin a elemento Tierra

    (pacha) y en el lado derecho al elemento Agua (cocha o lago),

    los cuales son llamados Pachamama y Mamacocha

    respectivamente, lo que ratifica la presencia ancestral de los

    rituales de reciprocidad a la fertilidad y productividad de la Tierra

    y el Agua, como proveedores de alimento y sustento de la vida

    en la comunidad.

    Otros fenmenos climatolgicos son incluidos como parte de una

    visin animista del Universo donde las nubes, el granizo y el Arco

    iris representaban diversos roles dentro de un variado mundo

    mgico religioso.

  • 56

    Grfico n 12.- Esquema sntesis de cosmovisin dualista

  • 57

    Vestigios intactos de la cosmovisin prehispnica en el Per

    contemporneo

    En la actualidad poco queda de aquella grandes culturas del

    pasado, de sus logros sociales, tecnolgicos y espirituales,

    producto de la extirpacin de idolatras que se inici con la

    conquista y sigui en la repblica. Pese a ello, algunas

    manifestaciones originales se pueden ver an hoy en algunas

    comunidades campesinas altoandinas, cuya cosmovisin y forma

    de vida se conserva casi intacta. El campesino altoandino sigue

    rindiendo culto al Sol, a los Apus protectores, a la Pachamama y

    a la Mamacocha en los lagos, respetando a la naturaleza, viviendo

    en grupos familiares y comunitarios en los cuales los lazos

    emocionales y espirituales, la cooperacin y la solidaridad entre

    sus miembros, son la norma.

    Los rituales o ceremonias religiosas heredados por sus ancestros

    se desarrollan en toda actividad importante, tanto de la vida

    cotidiana, como iniciar un trabajo, sembrar, cosechar, el

    nacimiento, el paso a la adultez, la muerte, etc., como en

    ocasiones especiales cuando se celebraba la paz, siempre en

    honor y agradecimiento de una divinidad. Estas fiestas se

    desarrollan dentro de la familia, as como dentro de la comunidad.

    Los ritos estn entendidos tambin en cantos, en cuentos, en

    historias, en danzas que se transmiten con carcter de

    permanencia y de certidumbre e infalibilidad.

    La actividad de los ritos iniciativos, determinaban el paso de una

    etapa a otra, lo que les llevaba a marcar en un ceremonial esa

    nueva etapa en su vida, renovando y reafirmando los criterios que

    la sociedad tena respecto del papel que las personas deben

    desempear, en la nueva etapa vital a la que acceden.

  • 58

    2.01.02 Estudio de la astronoma del pasado

    El estudio de la astronoma antigua puede ser considerado desde dos puntos de vista por los diferentes motivos de inters que ofrecen. El primero es puramente cientfico y tiene la intencin de buscar, en los antiguos textos, comentarios y datos remotos de fechas astronmicas. El otro punto de vista, habitualmente menos explorado son resultado de un inters especial en la filosofa y la historia.

    Jean Baptiste. Biot 1862

    Desde que el astrnomo francs Jean Baptiste Biot (1774 - 1862)

    escribiera el texto citado ha pasado un siglo y medio de investigacin

    acadmica del papel jugado por la observacin de los astros y sus

    ciclos en las culturas de la antigedad.

    Durante estos aos, las cuestiones abordadas y los mtodos

    cientficos aplicados han experimentado un considerable desarrollo,

    especialmente en las ltimas dcadas gracias al apoyo de los

    programas informticos de astronoma que reproducen la

    configuracin del cielo de cualquier pasada poca y del apoyo

    sistemas de medicin y registro planimtrico con apoyo satelital para

    el anlisis de edificaciones y asentamientos arqueolgicos que

    estuvieron probablemente estuvieron relacionados a observaciones

    astronmicas.

    Los nombres bajo los cuales se han caracterizado los estudios de

    astronoma del pasado varan en funcin de las culturas y las pocas

    consideradas, as como de los tipos de fuentes y tcnicas utilizadas.

    Actualmente se suelen distinguir tres grandes grupos de estudio:

    1. Arqueoastronoma: Estudio de la prctica y uso de la

    astronoma por las culturas de la antigedad, partiendo de datos

    histricos y estudios de asentamientos arqueolgicos cuyas

    edificaciones y sus componentes arquitectnicos ( menhires,

    escalinatas, ventanas, portales, etc) estuvieron relacionados ,

    alineados y orientados con los movimientos de las luminarias

  • 59

    (sol y luna) o algn objeto resaltante de la bveda celeste, el

    anlisis arqueoastronmico es parte de un acercamiento

    interdisciplinario a la cosmovisin mgico religiosa de una poca,

    que se enfoca principalmente en el estudio de antiguos

    observatorios astronmicos , templos y edificaciones

    ceremoniales en conexin con calendarios celestes , basados en

    los movimientos cclicos del Sol , Luna y las estrellas.

    2. Etnoastronoma: Estudio de la prctica y uso de la astronoma

    por los diferentes grupos culturales en base a datos etnogrficos

    (orales o escritos). Esta disciplina abarca a todas las relaciones

    entre astronoma y cultura, o, si se quiere, las implicancias

    culturales de la observacin de lo celeste. La Etnoastronoma es

    una de las subdisciplinas de la Astronoma Cultural, que busca

    aproximarse mediante las tcnicas de la etnologa a comprender

    las otras astronomas del otro cultural que son los grupos

    tnicos. Es decir, estudia cmo una cultura, diferente a la cultura

    de donde surgi la astronoma acadmica, occidental y

    predominante, ve los objetos celestes.

    3. Historia de la astronoma: Recopilacin y estudio basado en

    fuentes escritas, grabados e imgenes antiguas que aborda la

    recopilacin y registro de las antiguas teoras astronmicas de

    las diferentes culturas del pasado de la humanidad.

    Para el estudio del Complejo Arqueolgico de Caral- Supe nos enfocaremos en el modelo utilizado por la arqueoastronoma

    para el anlisis de las edificaciones monumentales y pirmides

    ceremoniales con la finalidad de aproximarnos al entendimiento de

    la organizacin espacial del lugar, a partir de la bsqueda de

    patrones y ejes asociados al movimiento de las luminarias (sol y

    luna) en fechas especficas como solsticios, lunasticios y

  • 60

    equinoccios para identificar probables fines de orientacin

    referencial en el tiempo y su uso como calendario ceremonial.

    El origen de los estudios arqueoastronmicos puede remontarse a

    1723, ao en que el reverendo ingls William Stukeley escriba un

    libro dedicado al monumento megaltico de Stonehenge

    (Inglaterra), en el que llamaba la atencin del lector sobre la

    orientacin del eje principal de este monumento hacia el noreste, es

    decir, hacia el lugar de la salida del Sol en el solsticio de Verano (

    22 de Junio en el hemisferio norte ), la orientacin del eje de este

    monumento hacia el solsticio de verano es un hecho comprobado,

    habindose alcanzado actualmente un alto grado de consenso entre

    historiadores y arquelogos sobre la intencionalidad de esta

    orientacin astronmica por parte de los constructores del

    monumento. Al trabajo inicial de Stukeley siguieron a lo largo de los

    siglos XVII y XVIII otras investigaciones sobre la supuesta

    informacin astronmica codificada en ste y otros monumentos

    megalticos ingleses, lo que provoc ya en su poca un amplio

    debate, en el que los participantes se situaron abiertamente a favor

    o en contra de la pertinencia de tales estudios.

    En las primeras dcadas del siglo XIX, las expediciones

    napolenicas a Egipto y la transcripcin de los primeros textos

    jeroglficos por J. F. Champollion, introdujeron en Francia un nuevo

    campo de estudio, la astronoma egipcia. A diferencia de lo que

    ocurra en el megalitismo ingls, a partir del desciframiento de la

    escritura jeroglfica por Champollion, los estudios de la astronoma

    egipcia tuvieron a su disposicin, no slo restos arqueolgicos, sino

    tambin documentos escritos.

    Sera, precisamente, el astrnomo francs Jean Baptiste Biot,

    estrecho colaborador de Champollion en la traduccin de textos

    astronmicos, y autor de varios trabajos fundacionales sobre

    astronoma egipcia, publicados entre 1831 y 1862, quin, al tiempo

  • 61

    de su muerte, dejase redactada una precisa exposicin de los

    principales problemas metodolgicos por los que atravesaba en su

    poca la investigacin de la astronoma egipcia. Tras su

    fallecimiento, dicha exposicin se public como introduccin a su

    tratado sobre las astronomas antiguas de la India y la China.

    En ella, Biot advierte hace siglo y medio de la necesidad de dar un

    enfoque interdisciplinar a la investigacin que incorpore al menos la

    astronoma, la filologa y la historia. Resaltando, muy especialmente,

    los problemas de intercomprensin entre los cientficos de estas

    disciplinas, debidos principalmente a la falta de una formacin

    interdisciplinar adecuada que permita evaluar con justeza las

    aportaciones provenientes de otras reas de investigacin.

    Ms importante an, Biot advierte de la necesidad de definir las

    bases metodolgicas por las que se debe regir esta investigacin

    interdisciplinar. Tanto en lo que se refiere al estudio de la posible

    funcin astronmica de los monumentos arqueolgicos, como a la

    reconstruccin de los conocimientos y prcticas astronmicas de la

    civilizacin que los produjo. Sentando dos puntos metodolgicos

    esenciales: necesidad de reconstruir la literalidad de las fuentes

    escritas utilizadas de la forma ms precisa posible y poseer una

    buena experiencia personal en la observacin de los astros a simple

    vista.

    Entre 1867 y 1868, pocos aos despus del fallecimiento de J. B.

    Biot, el historiador alemn Heinrich Nissen y su colaborador Richard

    Schne miden las orientaciones astronmicas de los templos de

    Pompeya, Atenas y Roma. En 1887 estos investigadores haban

    publicado en diversos trabajos las orientaciones de unos 350

    templos.

    Un importante avance se produce en 1894, cuando el astrnomo

    britnico Sir Norman Lockyer, fundador y director durante 50 aos

  • 62

    de la prestigiosa revista cientfica Nature, publica The Dawn of

    Astronomy. Sobre la importancia de este campo de estudios baste

    decir que sobre l sigue descansando hoy en da el peso de las

    investigaciones sobre la cronologa absoluta egipcia. ha reconocido

    este hecho como una de las causas importantes que, an hoy,

    dificultan el desarrollo metodolgico de la astronoma cultural, donde

    presenta los resultados de sus investigaciones sobre la orientacin

    astronmica de diversos templos egipcios hacia posiciones

    relevantes del Sol y la estrella Sirio en el horizonte local. Sin dejar

    de hacer referencia al contexto religioso que sustentaban sus

    apreciaciones. Desde entonces hasta hoy, el estudio de la

    informacin astronmica codificada en los registros arqueolgicos

    no ha dejado de suscitar un apasionado debate sobre los mtodos

    utilizados y el alcance de los resultados obtenidos. Cuyos

    principales puntos de evolucin pueden situarse en los trabajos de

    Gerald Hawkins sobre Stonehenge, reabriendo la vieja polmica

    entre arquelogos y astrnomos que generaran los trabajos de

    Lockyer. Los numerosos trabajos de Alexander Thom sobre el

    megalitismo ingls, sentando las bases estadsticas que

    caracterizarn toda una poca de estos estudios. Y la plena

    asuncin de la arqueoastronoma como disciplina con objetivos y

    mtodos propios por parte de un creciente nmero de arquelogos y

    antroplogos.

  • 63

    Estudios de arqueoastronoma en el Per

    En el Per existe desde hace ms de una dcada grupos de

    arquitectos, docentes universitarios y arquelogos los cuales han

    abordado el enfoque arqueoastronmico para el estudio de

    asentamientos arqueolgicos, cabe mencionar de manera especial

    los estudios de Arqueoastronoma en Pachacamac por parte del

    Arquitecto Alfio Pinasco C. (URP) quien ha realizado una

    publicacin(18) donde se identifican las principales orientaciones

    astronmicas de los templos y edificaciones ubicadas en el

    Santuario de Pachacmac en la provincia de Lima.

    Si bien es cierto que ya hace ms de medio siglo con el estudio de

    Las lneas de Nazca por Maria Reiche y Pal Kosov, se

    establecieron antecedentes para iniciar un estudio cientfico y

    compresin del conocimiento astronmico del pasado prehispnico

    y su correlacin con antiguos calendarios , es recin ahora con el

    apoyo de tecnologa satelital e instrumentos topogrficos de

    precisin y programas informticos de astronoma que podemos

    abordar un estudio sistematizado y riguroso de diversos sitios

    arqueolgicos a partir de un enfoque arqueoastronmico. 18 Alfio Pinasco Carella (1999) , Con el Sol, la Luna y las Estrellas , Arqueoastronoma en Pachakamaq Universidad Ricardo Palma - Lima

    Grfico n 13.- Edificacin piramidal con rampa central en Pachacamac

  • 64

    En el interior del pas se estn realizando importantes

    investigaciones sobre astronoma incaica, citamos el estudio del

    Observatorio astronmico en el Tampu Inca de Hunuco

    Pampa a cargo de un equipo de arquelogos, encabezados por

    Jos Luis Pino ( UNMSM) , Manuel Perales Munguia y Hernn

    Ramos Doria as como de Dawn Denoncourt de la University of

    Florida, Martha Bell y Adam Stack de Yale University , el proyecto

    de investigacin tiene ms de cinco aos trabajando el tema de

    Astronoma Inca, especialmente en Hunuco Pampa y otros

    tambos de la Sierra Central Andina.

    Recientemente ha tomado relevancia meditica el observatorio

    astronmico ubicado en la provincia costera de Ancash, conformado

    por las Trece Torres de Chankillo, , levantadas en lnea, de norte

    a sur sobre la cima del monte del mismo nombre, que indicaban con

    precisin el desplazamiento anual del Sol, as como los solsticios y

    los equinoccios. Adems, contiene dos puntos artificiales de

    observacin separados por unos 200 metros con una especie de

    fortaleza rodeada por tres anillos concntricos.

    Grfico n 14.- Observatorio