RESPONSABILIDAD CIVIL SURGIDA COMO CONSECUENCIA ?· responsabilidad civil surgida como...

download RESPONSABILIDAD CIVIL SURGIDA COMO CONSECUENCIA ?· responsabilidad civil surgida como consecuencia…

of 155

  • date post

    18-Oct-2018
  • Category

    Documents

  • view

    212
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of RESPONSABILIDAD CIVIL SURGIDA COMO CONSECUENCIA ?· responsabilidad civil surgida como...

  • RESPONSABILIDAD CIVIL SURGIDA COMO CONSECUENCIA DE LA

    INOBSERVANCIA DE LA PROHIBICIN DE OBRAR EN CONTRA DE

    LOS PROPIOS ACTOS

    Alejandro Velsquez Cadavid

    Especializacin en Responsabilidad Civil y Seguros

    Monografa de grado

    Director: Carlos A. Velsquez Restrepo

    Universidad Pontificia Bolivariana

    Facultad de Derecho

    Medelln

    2010

  • 5

    ORIGEN Y EVOLUCIN HISTRICA DE LA TEORA DE LOS ACTOS

    PROPIOS

    Desarrollaremos en este captulo el origen y la evolucin histrica que ha tenido la

    teora de los actos propios. Con dicho propsito, comenzaremos estudiando el

    desarrollo que esta obtuvo en la poca del Derecho Romano, pasando por la

    escuela de los glosadores y los postglosadores, para finalizar estudiando, luego de

    hacer referencia a dos escuelas ms, el desarrollo que la doctrina bajo estudio

    tuvo bajo la escuela de los tratadistas.

    Debe advertirse que en este captulo no se har referencia a la evolucin que tuvo

    la doctrina bajo estudio en el siglo XIX y XX, debido a que los lugares ms

    importantes en que esta se enriqueci en estos dos siglos, con el aporte de

    grandes doctrinantes, sern expuestos en otro captulo de esta obra, cuando

    hagamos referencia al desarrollo que ha tenido la misma en pases como

    Alemania, Inglaterra, Francia, Espaa, Argentina, entre otros.

    Pues bien, comenzaremos estudiando la poca y lugar que ha sido considerado

    como el origen de la doctrina de los actos propios.

    1.1. El Derecho Romano.

    La doctrina de los actos propios encuentra sus antecedentes, sin lugar a dudas, en

    el Derecho Romano.

  • 6

    En este, a pesar de que la doctrina bajo estudio no obtuvo una formulacin precisa

    y completa lo que s se llev a cabo en la poca de los glosadores, a la cual

    haremos referencia ms adelante , se establecan soluciones a casos

    particulares, las cuales tenan como fundamento jurdico razonamientos que

    fueron recogidos para dar nacimiento a la doctrina de los actos propios, debido a

    que todas las soluciones tenan por objeto sancionar como inadmisible una

    conducta contraria a un comportamiento anteriormente desplegado. De esa forma,

    la doctrina de los actos propios recibi en esta poca una aplicacin ms

    casustica que terica y se present como una excepcin que pretenda destruir la

    pretensin que pudiese presentar una persona en contra de otra, la cual resultaba

    contraria a un comportamiento anterior.

    Pues bien, algunas de dichas situaciones consistan en las siguientes:

    - Resultaba inadmisible que el padre de una hija que ha vivida como mater

    familias emancipada, y que ha instituido herederos a travs de un testamento,

    pretenda iniciar, una vez fallecida esta, una controversia alegando que la

    emancipacin de su hija no ha sido jurdicamente eficaz. Si bien la pretensin del

    padre poda estar sustentada en la ausencia del cumplimiento de los requisitos

    legales para que su hija obtuviese su emancipacin, su conducta se considera

    contradictoria ya que el mismo ha permitido que su hija sea tratada como

    emancipada, tratndola como tal aun cuando no se hubiese cumplido con los

    requisitos establecidos en el Derecho Romano.

    Por lo anterior, la pretensin del padre de desconocer los derechos de los

    herederos de su hija legalmente no emancipada, establecidos a travs del

    testamento otorgado por esta despus de su muerte, resulta inadmisible, ya que

    resulta contradictoria con el comportamiento que haba desplegado hacia ella

    cuando esta estaba con vida.

  • 7

    Algunos autores como el profesor argentino Alejandro Borda1, consideran que esta

    solucin no tiene como primera razn sancionar la conducta contradictoria, sino,

    mas bien, evitar que se obtenga un resultado a todas luces injusto, ya que, a su

    juicio, lo que se procura obtener es defender la eficacia del testamento otorgado

    por la hija, el cual es, en definitiva, lo que el padre busca desconocer a travs de

    cuestionar la emancipacin.

    A pesar de esta respetada opinin, podemos afirmar que la solucin ofrecida por

    el Derecho Romano a esta problemtica s tiene como objetivo sancionar una

    conducta contradictoria, ya que la pretensin del padre resulta, en principio,

    admisible, debido a que expone como fundamento de la misma la ausencia del

    cumplimiento de los requisitos establecidos en el Derecho Romano para que su

    hija obtuviese la emancipacin, lo que no la legitimara en derecho para constituir

    herederos a travs de testamento. Sin embargo, la legitimidad de la pretensin del

    padre es desconocida debido a que esta resulta contradictoria con el

    comportamiento que haba desplegado el mismo cuando su hija estaba con vida,

    al tolerar que ella hubiese adquirido su emancipacin.

    - As mismo, en el Derecho Romano se sancionada como inadmisible la

    reivindicacin ulterior de la cosa ajena vendida anteriormente.

    En efecto, cuando una persona venda una cosa a otra sin ser su propietario, no

    poda posteriormente, luego de haber adquirido su propiedad del verdadero

    dueo, pretender ejercer la accin reivindicatoria en contra de aquella persona a

    quien inicialmente vendi la cosa sin ser propietario de ella y que ahora detenta la

    posesin sobre la misma.

    Sostener la admisibilidad de una pretensin como esta resultaba a todas luces

    contradictoria, debido a que este comportamiento pretensin reivindicatoria

    atentara en contra de la confianza suscitada en quien compr la cosa creyendo

    1 BORDA, Alejandro. La teora de los actos propios. Buenos Aires: Editorial Abeledo Perrot, 1986. Pg. 16.

  • 8

    que adquira la propiedad sobre la misma, y que ahora pretende el verdadero

    dueo que es solamente poseedor de ella.

    Ahora, debe sealarse que esta pretensin, deducida por el verdadero propietario

    de la cosa y quien no celebr el contrato de compraventa sobre la misma, s

    resulta admisible. Lo que no puede ser considerado como adecuado es que quien

    se hizo pasar por propietario de la cosa cuando en realidad no lo era, ahora desee

    reivindicar la cosa, luego de haberla adquirido del verdadero dueo. Este

    comportamiento atenta contra la buena fe y, por lo tanto, debe ser desterrado de

    los ordenamientos jurdicos, como lo fue en el Derecho Romano, considerando la

    misma como inadmisible.

    - Igualmente, en el Derecho Romano se instituy la imposibilidad de que una

    persona pudiese alegar su propia torpeza en su favor. A pesar de que este

    planteamiento ha sido recibido en algunos ordenamientos jurdicos

    contemporneos, dentro de los cuales se encuentra el colombiano, debemos

    destacar que la autonoma que parecera poseer el mismo como principio general

    del derecho, no implica que no posea relacin alguna con la doctrina de los actos

    propios. De hecho, su relacin es indudable, y comparte, en el fondo, los

    razonamientos de la teora ahora bajo estudio.

    Pues bien, en el Derecho Romano se impeda que una persona pudiera obtener

    un resultado favorable con base en irregularidades de un acto suyo anteriormente

    ejecutado, cuando el propio sujeto era el culpable de la irregularidad del mismo.

    Algunos ejemplos del Derecho Romano sobre esta prohibicin seran los

    siguientes:

    Nadie poda alegar haber defraudado a sus acreedores.

    Nadie poda revocar una donacin que hubiese realizado, alegando haber

    ejecutado la misma en fraude de un tercero.

  • 9

    Quien hubiese engaado a otra persona, no poda invocar dicho engao en

    provecho propio.

    Aquella persona culpable de la causa inmoral de una obligacin, no poda

    pretender repetir el pago efectuado en cumplimiento de la misma.

    En todos estos casos, tal y como lo destaca el tratadista argentino Alejandro

    Borda2, se pretenda evitar que un sujeto pudiese desconocer, validamente, la

    conducta que haba desplegado anteriormente, aun cuando esta fuese contraria al

    ordenamiento jurdico.

    Ahora, si bien puede considerarse que la doctrina de los actos propios y el

    principio segn el cual nadie puede alegar un su beneficio su propia torpeza

    parecen referirse a lo mismo, debemos sealar, desde ahora, que ello no es as.

    Como ser explicado ms adelante en este captulo, el campo de aplicacin de la

    teora de los actos propios es mucho ms amplio que el principio referido a la

    propia torpeza, as como el carcter subjetivo de este y el objetivo de aquella.

    - Otros ejemplos de situaciones en las que en el Derecho Romano se ofreciese

    solucin con base en razonamientos que hoy en da constituyen el fundamento de

    la teora de los actos propios eran los siguientes, sobre los cuales solo

    mencionaremos su nombre o denominacin: El cambio de criterio en perjuicio

    ajeno, la servidumbre constituida por condominios en forma individual y la fidelidad

    a la palabra empeada.

    Sobre estos ltimos, remitimos al lector al libro escrito por el profesor Alejandro

    Borda y que fue citado en lneas anteriores, en el cual expone de una manera

    formidable las soluciones ofrecidas a estos problemas en el Derecho Romano.

    2 Ibidem, pg. 21.

  • 10

    1.2. La Escuela Medieval de los glosadores.

    Luego del desarrollo que obtuvo la doctrina de los actos propios en el Derecho

    Romano, es